Facebooktwittermail

 

 

El proyecto internacional AMICA para la gestión y control de enfermos de EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) y que es coordinado internacionalmente por la Universidad de Cádiz y el Hospital Universitario Puerta del Mar y financiado por la Unión Europea, el Ministerio de Industria Turismo y Comercio y el Instituto de Salud Carlos III. Ha sido elegido por la Comisión Europea por su impacto social y logros científicos para representar el estado del arte de la investigación europea en el ámbito del envejecimiento saludable (Healthy Ageing) en la conferencia “European Innovation Partnership on Active and Healthy Ageing. From Plan to Action” que se celebrará el 3 de abril de 2012 en las instalaciones de la Comisión Europea (Edificio Charlemagne) en Bruselas (http://bit.ly/ufJdZ5).

El proyecto internacional en sus aspectos más novedosos y científicos están siendo coordinados y dirigido por los doctores gaditanos:

Prof. Luis Felipe Crespo Foix PhD Coordinador Internacional e Investigador principal.
Grupo de Investigación de Ingeniería Biomédica y Telemedicina. Universidad de Cádiz

 

Prof. Med. Antonio León Jiménez PhD. Responsable médico del proyecto.
Grupo de Investigación en Neumología Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz

 

Prof. Daniel Sánchez Morillo PhD. Director Técnico de hardware y comunicaciones. Grupo de Investigación de Ingeniería Biomédica y Telemedicina. Universidad de Cádiz

 

Prof. Mario Crespo Miguel PhD. Responsable de usabilidad y lingüística computacional. Grupo de Investigación de Ingeniería Biomédica y Telemedicina. Universidad de Cádiz

 

El proyecto AMICA, en el que intervienen también Universidades de Alemania y Grecia así como diferentes empresas españolas y europeas, tiene como objetivo el seguimiento y la autogestión de pacientes con EPOC. Aunque complejo en su desarrollo está basado en una idea muy simple como es la emulación de una consulta médica pero realizada en el hogar del paciente. Utilizando un sistema telemédico diseñado por los investigadores del proyecto, el paciente en su hogar responde a un cuestionario médico que emula la conversación paciente-medico, así mismo el propio paciente mediante un sensor diseñado ad-hoc se auto-ausculta. Los resultados del cuestionario médico y de la auscultación son enviados a un servidor web, donde se analizan automáticamente, obteniéndose parámetros capaces de activar las alarmas médicas, modificar pequeños aspectos del programa de tratamiento de los pacientes o estilo de vida, o incluso sugerir la hospitalización.

El proyecto en estos momentos se encuentra en la fase final de pruebas domiciliarias con pacientes, estando obteniendo resultados altamente satisfactorios, y que están siendo internacionalmente reconocidos.

Fuente: Universidad de Cádiz