Facebooktwittermail

Presentan en Bióptima la tecnología NIR, que permite en pocos segundos conocer la calidad de las biomasas, cuando los procedimientos en laboratorio tardan una seman. Un importante avance para agilizar la comercialización de la biomasa

 

 

La Universidad de Jaén y el Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables (CTAER) han presentado en el marco de BIÓPTIMA 2014 las colaboraciones que desarrollan ambas entidades en la búsqueda de la innovación para un mayor aprovechamiento de la biomasa del olivar.

 

El CTAER es un centro tecnológico cuyo objetivo es el desarrollo de las tecnologías que aprovechan las energías renovables, que desde 2010 cuenta con laboratorios de biomasa en el Parque Tecnológico de Geolit, donde desarrollan proyectos de I+D+i que permiten ofrecer nuevos productos y servicios que mejoren el sector energético renovable.

 

“La biomasa es una fuente renovable de energía cuya explotación debe contribuir a la puesta en valor de muchos de los residuos del olivar. Sin embargo, aún se requieren nuevos desarrollos tecnológicos que optimicen su explotación y rentabilidad. La colaboración entre la Universidad de Jaén y CTAER puede considerarse una suerte de ecosistema tecnológico que resulta idóneo para esta finalidad”, aseguró la Vicerrectora de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación de la UJA, Mª Ángeles Peinado.

 

Eulogio Castro, Director del Secretariado para el Desarrollo de la Investigación de la UJA, detalló que la colaboración entre ambas instituciones se extiende actualmente tanto a la parte de formación, como a la investigación, donde adelantó que se verá ampliada con la concreción de proyectos dentro del programa Horizonte 2020. Por su parte, el Director General del CTAER, Valeriano Ruiz, recordó el importante papel que desde su creación ha jugado la Universidad de Jaén, patrono fundador del centro, asegurando que “nuestro objetivo en el área de biomasa, que es la que se encuentra ubicada en Geolit, es producir resultados de la investigación que sean directamente utilizables por las empresas”. En este sentido, el área de biomasa del CTAER, formada por doctores de la Universidad de Jaén, ha obtenido los primeros resultados prácticos relativos al aprovechamiento energético de la biomasa procedente de la industria del olivar.

 

Se trata concretamente de la herramienta NIR y de un método para la limpieza del hueso de la aceituna. Respecto a NIR, se trata de una metodología experimental que permite determinar las características fundamentales de una forma de biomasa en tan solo unos segugundos, cuando el procedimiento estandarizado por AENOR lleva varios días. Este dispositivo y metodología, que se ha presentado en BIÓPTIMA, permite a los productores y a los consumidores de hueso de aceituna conocer rápidamente las características de lo que compran o venden. (Puede ver en video el funcionamiento del NIR a través de la web de CTAER).

 

Respecto a la limpieza del hueso de la aceituna, se han determinado los parámetros relacionados con la misma que garantizan un biocombustible de más calidad. El método consiste en separar las tres fracciones que lo componen: hueso limpio, pellejo y finos. Un parámetro clave para productores, fabricantes y consumidores y que serán incorporados en la nueva normativa de certificación de la calidad del hueso de aceituna. Además, Valeriano Ruiz explicó que en Geolit disponen también de un banco de ensayos para el análisis del comportamiento energético de las calderas de biomasa, a disposición de los fabricantes y usuarios, que permite medir el comportamiento energético de las calderas de biomasa.

 

Fuente: CTAER