Facebooktwittermail

 

Los mejores jóvenes científicos de Europa se reunieron ayer en Praga con motivo del 25º Concurso anual de la UE para Jóvenes Científicos. El Concurso fue creado por la Comisión Europea en 1989 para fomentar la cooperación y el intercambio entre jóvenes científicos y brindarles la oportunidad de que los orienten algunos de los investigadores más destacados de Europa. En su edición del 2013 se presentaron 85 proyectos de 37 países de la UE y otros países asociados e internacionales.

 

Un total de 126 científicos jóvenes y prometedores de entre 14 y 21 años han presentado sus proyectos ante un jurado internacional con motivo del 25º Concurso anual de la UE para Jóvenes Científicos. Los tres primeros premios, han correspondido a los proyectos “Music A’ Clock” (Finlandia), al proyecto “estudio estadístico de los efectos de las bacterias diazotróficas en la germinación de las plantas” (Irlanda) y al trabajo “La genética en casa: construir un reciclador térmico de PCR y otros equipos para tener un laboratorio genético doméstico” (Reino Unido). Los tres segundos premios han sido otorgados a proyectos de Austria, Alemania y Suiza y los tres terceros premios, a proyectos de Hungría, Alemania y Bielorrusa. El concurso también cuenta con un Premio de Cooperación Internacional otorgado al mejor proyecto de un equipo procedente de países invitados que han suscrito un acuerdo en materia de ciencias y tecnología con la UE.

Todas las candidaturas ya habían ganado el primer premio en los concursos nacionales correspondientes de sus países en sus campos específicos. Los temas tratados abarcan una amplia gama de áreas científicas: biología, física, química, informática, ciencias sociales, medio ambiente, matemáticas, materiales, ingeniería y medicina. El concurso pretende consolidar los esfuerzos realizados en los países participantes para atraer a los jóvenes hacia carreras de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas y animarles a elegir carreras científicas y de investigación. La comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn, hizo las siguientes declaraciones: “Tenemos ante nosotros un futuro brillante si este es el nivel de talento que estamos produciendo en Europa. Es fantástico ver la mezcla de investigación guiada por la curiosidad y de proyectos aplicados. Necesitamos que los jóvenes se dediquen más a estudiar ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas y deseo animar especialmente a las chicas a que cursen carreras de ciencias y tecnología”.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas