Facebooktwittermail

La Comisión Europea ha financiado el proyecto OpEneR, que cuenta con seis socios europeos de cuatro países, y tiene como objetivo aumentar la seguridad de los conductores de coches eléctricos en carretera, reducir costes y mejorar la protección sobre el medio ambiente.
 

En el marco del proyecto OpEneR, se ha ideado un sistema inteligente que optimiza el consumo y permite que el vehículo ahorre hasta un 30% de energía. Refuerza la conexión entre el vehículo y la infraestructura poniendo a disposición del conductor una serie de facilidades para mejorar su conducción. Entre otros, se puede calcular la ruta que implica un menor consumo energético y se informa sobre el momento más adecuado para frenar en función de la situación del tráfico.
 

La UE ha invertido 4,4 millones de euros en estas nuevas soluciones en el marco del séptimo programa marco para la investigación y el desarrollo tecnológico que estuvo en marcha hasta 2013. De aquí a 2020, la UE se ha marcado como objetivo que hasta 9 millones de vehículos eléctricos circulen por las carreteras europeas y seguirá apoyando iniciativas para el uso de medios de transporte limpios y respetuosos con el medio ambiente a través del nuevo programa de investigación e innovación, Horizonte 2020.
 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas