Facebooktwittermail

En los últimos meses, los préstamos de microfinanciación Progress han ayudado a la creación y expansión de nuevas empresas

 

Según el último informe de la Comisión Europea sobre la aplicación del instrumento europeo de microfinanciación Progress, se ha contribuido significativamente a crear empleo ofreciendo crédito a las personas sin empleo o a inactivas con dificultades para obtener préstamos de las instituciones financieras. Este nuevo instrumento financiero de microfinanciación se creó en el segundo semestre del 2014 en el marco del Programa para el Empleo y la Innovación Social (EaSi).

 

Las dificultades para acceder a la financiación constituyen uno de los principales obstáculos para los nuevos emprendedores. El informe indica que el 60% de los que obtuvieron el préstamo eran desempleados o estaban inactivos en el momento en el que lo solicitaron. El 36 % eran mujeres y el 5,9 % tenía menos de veinticinco años.

 

Entre los sectores más favorecidos, la agricultura y el comercio reciben la mayor parte de la ayuda representando más de la mitad de las empresas beneficiadas.

 

El informe se complementa con un estudio externo que muestra una demanda no satisfecha de microcréditos en la UE. Existe un nicho de mercado estimado de unos 2.700 millones de euros en el mercado europeo de la microfinanciación. Por ello, la Comisión ha animado a los Estados miembros a ser más activos en la oferta de sistemas nacionales de instrumentos financieros de microfinanciación, utilizando los recursos del Fondo Social Europeo o del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas