Facebooktwittermail

Un software utilizado para procesar las imágenes tomadas por los satélites desde el espacio ayuda a los médicos a establecer un método sencillo para estudiar la enfermedad de Alzheimer entre la población.

  

Ingenieros informáticos de la empresa española Elecnor Deimos han diseñado la herramienta AlzTools 3D Slicer, que utiliza rutinas espaciales para analizar las imágenes de resonancia magnética (IRMs). El equipo de Deimos adquirió una amplia experiencia trabajando para la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), desarrollando sofisticadas rutinas de software que permiten analizar las imágenes por satélite, buscando patrones e identificando elementos específicos.

 

“El análisis de las imágenes por satélite se puede comparar con lo que tienen que hacer los médicos para comprender el resultado de los escáneres cerebrales, como las IRMs”, explica Carlos Fernández de la Peña, de Deimos.

 

 

Para poder adaptar las técnicas utilizadas para el análisis de las imágenes espaciales al estudio de la enfermedad de Alzheimer, Deimos trabajó en colaboración con los especialistas de la Universidad Politécnica de Madrid. Esta nueva herramienta ya está siendo utilizada para la investigación del alzhéimer en la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla la Mancha en Albacete.

 

“Trabajamos muy ligados a la industria española y a Elecnor Deimos en particular a través de ProEspacio, la Asociación Española de Compañías del Sector Espacial, para promover la adaptación de la tecnología espacial en otros sectores industriales”, explica Richard Seddon, de Tecnalia, el agente tecnológico para España del Programa de Transferencia Tecnológica de la ESA. “Es increíble ver –añade– cómo la experiencia y la tecnología desarrollada para el análisis de las imágenes por satélite puede ayudar a los médicos a comprender mejor el alzhéimer”.

 

Los científicos de Deimos utilizan AlzTools para analizar los datos tomados por un escáner cerebral, en vez de un satélite de observación de la Tierra. En lugar de una cosecha o de una carretera, analizan zonas del cerebro como el hipocampo, cuya atrofia está relacionada con el alzhéimer.

 

Fuente: Agencia Espacial Europea

.