Facebooktwittermail

El establecimiento del Mercado Europeo de Investigación permitirá un aumento de la competitividad del sector, el afianzamiento y homogenización de los sistemas de investigación y una mayor eficacia en la cooperación al permitir que investigadores, empresas y centros de investigación circulen, compitan y colaboren libremente.

 

A pesar de que todavía queda mucho por hacer a nivel nacional para lograr la reducción de diferencias institucionales, la Comisión ha sentado las bases para el desarrollo del Espacio Europeo de Investigación: se adoptan cada vez más medidas en el marco de los Programas Nacionales de Reforma, se ha incorporado al Semestre Europeo, se ha fortalecido su financiación a través del programa Horizonte 2020 y se ha desarrollado un mecanismo de seguimiento para permitir su evaluación.

 

Esta evaluación, tal como ofrece el informe, arroja datos más que positivos sobre los efectos del Espacio Europeo de Investigación: permite sistemas de investigación abiertos e innovadores; aumenta el número de publicaciones y de solicitudes de patentes por investigador y potencia la capacidad de los investigadores que realizan estancias en el extranjero.

 

Tal y como reconoce la comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn “corresponde ahora a los Estados y organismos de investigación” continuar con los esfuerzos realizados por la Comisión quién “les ayudará en la media de los posible”. El desarrollo del Mercado Único de Investigación debe ser una labor conjunta logrando que “el impacto a escala de la UE sea mayor”.

 

Puede consultar el informe aquí.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas