Facebooktwittermail

Díaz señala que “es más positivo aunar fuerzas con los agentes sociales para salir de la crisis” que apostar por “una reforma laboral impuesta por decreto”

 

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado en el Parlamento andaluz la aprobación, por decreto ley, de un plan de apoyo a las pymes industriales -”que son las más castigadas por la crisis”, ha puntualizado- dotado con 150 millones de euros. Se trata de una nueva acción de choque con la que el Gobierno andaluz pretende que estas pymes puedan ganar tamaño mediante la creación de empleo, mejorar su financiación y aumentar su competitividad.

 

Según lo anunciado por la presidenta andaluza, este plan especial tendrá una vigencia máxima de siete años durante los cuales las pymes industriales interesadas podrán solicitar incentivos reembolsables en condiciones ventajosas. Con esos incentivos podrán financiarse hasta el 20% de los fondos propios de cada empresa solicitante.

 

El tejido empresarial andaluz, mayor en términos relativos que el de países como Alemania, Francia o Reino Unido, se caracteriza por su juventud y, en términos generales, por su pequeña dimensión, alcanzado el 92% el número de empresas que tienen menos de cinco trabajadores.

 

Susana Díaz ha esbozado los detalles de este nuevo instrumento con el que luchar contra la tasa de desempleo en el mismo día en que ha querido contrastar la acción de su Gobierno en sus primeros 33 días con la que viene desarrollando el Gobierno de la Nación. Así, se ha preguntado si no es “más positivo aunar fuerzas con los agentes socioeconómicos de Andalucía para salir de la crisis que apostar por una reforma laboral impuesta por decreto”, en alusión a su reciente reunión con una treintena de las principales empresas asentadas en Andalucía.

 

Estrategia de industrialización

En dicha reunión se pusieron las bases para impulsar una nueva estrategia de industrialización con vistas a fortalecer el tejido productivo andaluz y dotarlo de mayor competitividad, calidad e innovación. Asimismo, ha repasado Díaz las diversas acciones acometidas en aras de cumplir sus compromisos de Legislatura, entre ellos la reducción de trámites administrativos a la hora de constituir una empresa y facilitar financiación para proyectos empresariales.

 

La presidenta andaluza ha recordado que en 33 días de gobierno, se ha reunido con los rectores de las universidades públicas andaluzas para tratar el delicado asunto de su financiación; y ha iniciado la ronda de visitas con los alcaldes de las principales ciudades andaluzas, manteniendo “una actitud más constructiva -ha contrastado- que la de querer imponer una reforma local por decreto y una educativa sin consenso”.

 

En el ámbito legislativo, ha señalado que en este breve lapso han iniciado su tramitación dos nuevas leyes: una contra los abusos en la contratación de hipotecas y otra para combatir el fraude fiscal.

 

Asimismo, el Gobierno andaluz ha otorgado incentivos para mejorar la competitividad del puerto de Algeciras y ha aprobado una inversión extraordinaria de 102,72 millones que permitirá completar una veintena de proyectos de ampliación y mejora de infraestructuras, equipamientos y servicios en las universidades de Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla.

 

En cuanto a la transparencia, Díaz ha enfatizado el paso dado al presentar las declaraciones de la renta y de IRPF suyas y de su pareja, gesto que ha imitado el resto de su Ejecutivo.

 

Fuente: Junta de Andalucía