Facebooktwittermail

 

Susana Díaz señala que seguirá firmando convenios con empresas y entidades financieras porque Andalucía “es una tierra atractiva para invertir”

 

 

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha anunciado que el Gobierno andaluz aprobará el próximo 22 de abril el decreto de eliminación y reducción de trabas administrativas, porque, a su juicio, “es un momento oportuno para que podamos eliminar parte de esos trámites innecesarios que lastran la recuperación económica”.

 

Díaz, que se ha reunido en Málaga con los representantes de la Confederación de Empresarios de la provincia, encabezados a su vez por el presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara, ha considerado que “la seguridad jurídica no se obtiene con mayor número de trabas y de burocracia, sino con el cumplimiento de aquellas leyes con las que nos dotemos”.

 

La presidenta se ha comprometido además a “mantener la apuesta de que Andalucía es una tierra de oportunidades y atractiva a la inversión” y, en ese sentido, en las próximas semanas seguirá firmando acuerdos con grandes empresas y entidades financieras que trasladan la imagen de apuesta por Andalucía, contribuyen a facilitar el crédito a las pymes para “ganar tamaño, invertir y crear empleo” y potencian la apertura de nuevos sectores a la inversión.

 

“Andalucía es atractiva a la inversión: tenemos talento, capital humano formado, buenas instalaciones e infraestructuras, buenos servicios públicos, un clima que acompaña, una red de apoyo al tejido empresarial muy importante y todo eso nos tiene que permitir, si somos capaces de ponerlo en valor, a que parte de la inversión productiva que llega a España elija a Andalucía como tierra para invertir”, ha apuntado.

 

Según Susana Díaz, “si los macroindicadores económicos apuntan a una posibilidad de crecimiento en España, en Andalucía son aún mejores y no vamos a desperdiciar esa oportunidad, sino que vamos a ayudar, a colaborar y a intentar que se produzca una traslación en la creación de empleo a más velocidad”.

En ese sentido, Díaz ha dicho que “el hecho de que hayamos sido una comunidad cumplidora del objetivo de déficit nos beneficia y traslada seriedad” y ha remarcado que tampoco se bajen los ingresos y que se “mida a todos con la misma vara de medir”.

 

La presidenta ha insistido además ante los representantes empresariales en su “compromiso de que en Andalucía no se va a incrementar la presión fiscal: no va a haber nuevos tipos impositivos, no va a haber nuevos impuestos y todo ello va a contribuir a dar más seguridad a nuestra imagen fuera de Andalucía”.

 

Ha hecho hincapié, asimismo, en la apuesta del Ejecutivo andaluz por el diálogo social porque es necesario “el consenso de otras administraciones y de cuantos agentes intervienen en la economía andaluza para cambiar el modelo productivo y que el crecimiento económico sea más seguro” y, de esta forma, el impacto de futuras crisis sea menor.

 

Fuente: Junta de Andalucía