Facebooktwittermail

Trabajarán a través de becas de 9 meses de duración convocadas en el marco del Programa Emple@Joven del Gobierno andaluz

 

 

Hasta 60 jóvenes titulados superiores podrán acceder a las becas de I+D+i convocadas por la Junta de Andalucía a través de su Programa Emple@Joven para desarrollar 46 proyectos de investigación, desarrollo e innovación puestos en marcha por la Universidad de Almería y 43 empresas andaluzas. Así lo han anunciado hoy la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Adriana Valverde; el rector de la Universidad de Almería, Pedro Molina y el director de la OTRI (Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación), Francisco Egea, que han dado hoy a conocer los proyectos presentados por la universidad almeriense a la citada convocatoria de becas I+D+i.

 

Esta es una de las cinco iniciativas incluidas en el programa Emple@Joven, que permite la contratación de 500 jóvenes titulados superiores a través de becas para llevar a cabo proyectos de investigación y desarrollo por parte de las universidades públicas andaluzas junto a empresas y entidades sin ánimo de lucro.

 

Según ha recordado Adriana Valverde, Emple@Joven fue aprobado en mayo por el Gobierno andaluz para dar “una respuesta urgente a un problema urgente de nuestra sociedad, el paro juvenil”, y cuenta con un presupuesto de 200 millones de euros entre 2014 y 2015 para impulsar la empleabilidad y la inserción laboral de jóvenes desempleados de entre 18 y 29 años empadronados en Andalucía mediante cinco iniciativas que incluyen asesoramiento personalizado para la inserción laboral, prácticas en empresas, incentivos a la contratación como el Bono de Empleo Joven, contratos en proyectos de interés social y comunitario en los municipios y becas para trabajar en proyectos de I+D+i.

 

El objetivo de estas becas es doble, según ha detallado Valverde, porque además de favorecer la contratación de jóvenes titulados superiores supone “el aprovechamiento de la formación universitaria por parte del tejido social y productivo andaluz mediante la transferencia de conocimiento y la innovación procedente de la universidad y la investigación hacia las empresas”.

 

Por su parte, el rector de la Universidad de Almería ha señalado el “interés” con el que se ha acogido este programa, que en la UAL se coordinará entre el Servicio de Empleo del Vicerrectorado de Estudiantes y la OTRI, que depende del Vicerrectorado de Investigación. Molina ha destacado que la UAL ha conseguido el mayor compromiso de inserción laboral de alumnos al término de la beca, un 60%.

 

El máximo responsable de la UAL ha destacado también que para lograr que la transición de la educación al mercado se realice en las mejores condiciones, las Universidades no solo deben ofrecer una formación “lo más sólida posible”, sino también “promover” las prácticas y la inserción laboral, “fomentando así ese acercamiento al mundo de la empresa”.

 

Los datos del programa

Al Programa de Becas de I+D se han presentado 6 Empresas de Base Tecnológica de la Universidad de Almería. Sobre el compromiso de contratación, 25 empresas ya han confirmado que contratarán a los becarios una vez finalizados los 9 meses de la beca, lo que asegura una inserción laboral de 36 alumnos (60% de inserción laboral).

 

Por otra parte, también hay que señalar que las 43 empresas participantes realizarán 46 proyectos de Investigación con la colaboración de 26 investigadores de la UAL.

 

Trece de esas empresas proceden del sector agroalimentario, 5 del biotecnológico, 1 del área de Ciencias de la Salud, 1 de Física, Química y Matemáticas, 4 del sector de recursos naturales y medio ambiente, 12 del campo de las Ciencias Sociales, Económicas y Derecho, 1 del ámbito de las Tecnologías de la producción y 6 más del sector de las Tecnologías de la información y las comunicaciones.

 

Los grados solicitados han sido los de Ingeniería Informática (17 solicitudes), Ingeniería Agrícola (11), Económicas (7), Química (6), Psicología (6), Ciencias Ambientales (4), Derecho (3), Ingeniería en Arquitectura (3), Fisioterapia (1), Trabajo Social (1), Ingeniería Industrial (1), Farmacia (1) y Periodismo (1).

 

Requisitos de las becas

La iniciativa consta de 500 becas de cómo máximo 9 meses de duración y una cuantía total de 8.200 euros por beca (7.200 para la persona becaria y 1.000 para la universidad en gastos de implementación del programa). Las entidades beneficiarias son las universidades públicas andaluzas, que han podido solicitar entre 20 y 60 becas cada una, mientras que las entidades de acogida son empresas y entidades sin ánimo de lucro que desarrollen proyectos de I+D+i y las personas beneficiarias son jóvenes de entre 18 y 29 que estén inscritos en la Iniciativa Activa Empleo Joven y que tengan título de grado, máster o doctorado obtenido en los dos cursos anteriores a la entrada en vigor del programa (es decir, los titulados en los cursos 2011-2012 y 2012-2013).

 

Las personas becarias serán seleccionadas por la Universidad de Almería en el plazo de un mes desde que la Junta de Andalucía resuelva la solicitud de ayuda. El procedimiento será público y en concurrencia competitiva y se valorará con un 40% la nota media, un 20% el nivel de idiomas, otro 20% los méritos curriculares relacionados con el proyecto y el 20% restante el poseer otros ciclos formativos de grado universitario o postgrado. Además, las personas preseleccionadas con mayor puntuación pasarán por una entrevista personal. Durante la duración de la beca estarán aseguradas y recibirán tutorización individualizada al menos cada 15 días.

 

Como obligaciones de las universidades destacan la elaboración de un catálogo de empresas como entidades de acogida para los becarios y becarias y otro de proyectos I+D+i relacionados con el desarrollo económico de la provincia, así como el compromiso de inserción laboral de al menos el 20% de las personas becarias, bien por cuenta ajena o bien mediante al autoempleo. La inserción ha de ser de al menos 6 meses de duración. La universidad también tiene que emitir un certificado de aprovechamiento o asistencia para los beneficiarios.

 

Fuente: Universidad de Almería