Facebooktwittermail

El Gobierno andaluz pondrá en marcha antes de final de marzo el nuevo Plan de Medio Ambiente, Horizonte 2017

La Junta de Andalucía desarrolla actualmente planes con unas inversiones totales de 6.393 millones de euros en depuración de aguas residuales, mejora forestal y gestión de residuos. El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, ha destacado estas tres iniciativas en un informe presentado ante el Consejo de Gobierno sobre las políticas de su departamento durante esta legislatura.

Asimismo, Díaz Trillo ha anunciado la próxima aprobación, antes de que finalice el mes de marzo, del nuevo Plan Andaluz de Medio Ambiente, Horizonte 2017, que sentará las bases para consolidar la el patrimonio natural y la calidad ambiental como motores del desarrollo socioeconómico y de la creación de puestos de trabajo en la comunidad autónoma. En este sentido, el titular de Medio ambiente ha resaltado que Andalucía acapara ya el 18% del empleo verde existente en España y cuenta con capacidad para duplicar en la próxima década el número de personas ocupadas en el sector medioambiental, hasta superar las 200.000.

Respecto a los tres principales planes que se destacan en el informe, el de saneamiento y depuración de aguas residuales supone una inversión de 1.765 millones de euros hasta 2015 y un empleo asociado de 28.400 puestos de trabajo; la tercera adecuación del Plan Forestal Andaluz, 2.444 millones y 19,5 millones de jornales hasta 2015, y el de Gestión de Residuos no Peligrosos 2.184 millones 8.571 empleos hasta 2019.

Junto con estos planes, la Administración autonómica ha invertido en los últimos tres años en torno a 150 millones de euros en incentivos a proyectos relacionados con espacios naturales protegidos, prevención de incendios, la conservación de la biodiversidad, gestión sostenible de los montes, calidad y protección ambiental de las empresas, educación, voluntariado ambiental y lucha contra el cambio climático. Para el año 2012 la Consejería de Medio Ambiente tiene prevista la concesión de ayudas por valor de 105 millones de euros que irán orientados a aumentar la competitividad del sector forestal, la mejora del medio ambiente y del entorno rural, así como a mejorar los aprovechamientos productivos y actividades empresariales vinculadas a los Espacios Naturales Protegidos.

La Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (RENPA) es la mayor de Europa y España, así como la que más aporta a la superficie protegida nacional (18,4%). Una red creciente y dinámica integrada por 244 espacios, incluyendo Red Natura 2000, con 2,8 millones de hectáreas (30,5% de la superficie de Andalucía). En esta VIII Legislatura se ha aprobado el Decreto por el que se establece el régimen general de planificación de los usos y actividades en los parques naturales y se aprueban medidas de agilización de procedimientos administrativos.

Desarrollo sostenible

En estos territorios se ha prestado especial atención a los Planes de Desarrollo Sostenible (PDS), cuya ejecución ha supuesto, desde su inicio y hasta el momento, una inversión de más de 3.000 millones de euros. Actualmente hay en ejecución 13 PDS, entre ellos el II Plan de Doñana, y 11 planes más están en elaboración. De estos, el del Parque Natural del Estrecho es el primer PDS que se elabora en su ámbito, y los 10 restantes serán los segundos planes de estas características para los parques naturales de Sierra de las Nieves (Málaga), Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva), Sierra Norte de Sevilla, La Breña y Marismas del Barbate (Cádiz), Cabo de Gata-Níjar (Almería), Los Alcornocales (Cádiz y Málaga), Sierra Mágina (Jaén), Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), Sierras Subbéticas (Córdoba) y el Espacio Natural de Sierra Nevada (Granada y Almería).

Mención aparte merecen los Parques Nacionales de Doñana y Sierra Nevada, que en esta legislatura, tras el traspaso de medios realizado por el Gobierno central en la anterior etapa, se han dotado de sus propios instrumentos de planificación, ordenación de usos y de gestión de manera integrada con sus respectivos parques naturales. También se han aprobado sus PDS, el primero en el caso de Sierra Nevada y el segundo en el de Doñana. Asimismo, para el conjunto del Espacio Natural, en ambos casos se han convocado y tramitado las subvenciones en sus Áreas de Influencia Socioeconómica correspondientes a los años 2008, 2009, 2010 y 2011, que en global han supuesto casi 8,6 millones de euros.

Durante esta legislatura, la comunidad autónoma ha asumido las competencias en cuanto a la gestión del litoral. En este ámbito se ha elaborado una Guía de Tramitación de concesiones y autorizaciones en el Dominio Público Marítimo Terrestre, y se ha iniciado la renovación de los equipos de las redes de control de la calidad de las aguas litorales. En esta línea destaca que el primer verano tras asumir las competencias se consiguió resolver las concesiones y autorizaciones de temporada en el marco de los planes de playa. Desde que se hiciera efectiva la transferencia se han resuelto 344 expedientes de ocupación; 16 planes de playa y 139 expedientes sin ocupación. Por otro lado, se han recibido un total de 531 solicitudes de concesiones, lo que significa un incremento de un 87,6% sobre el periodo anterior.

En cuanto a la gestión sostenible del medio marino, se han aprobado los planes de autoprotección del litoral frente a contaminaciones por hidrocarburos de Doñana, Litoral occidental onubense, frente litoral Algeciras-Tarifa y el de Cabo de Gata-Níjar.

Medio natural

En el capítulo de gestión del medio natural, se han aprobado los diez primeros Planes de Recuperación y Conservación de Especies Amenazadas, que engloban un total de 146 especies de flora y fauna diferentes. También se ha culminado la elaboración de las Estrategias Andaluza de Gestión Integrada de la Biodiversidad y de la Geodiversidad.

Estos programas se han desarrollado en gran parte a través de la formalización de más de 250 convenios de colaboración con propietarios particulares de montes. En estos años se ha producido la primera cría en libertad del ibis eremita en dos localizaciones distintas; se ha pasado de una población total estimada de 213 linces a 298; o de 54 parejas nidificantes de águila imperial en 2008 a 71 en 2011. En total se han invertido unos 200 millones de euros en esta legislatura en programas de mejora de hábitat y recuperación de poblaciones de flora y fauna amenazada.

Por otra parte, el dispositivo para la prevención y extinción de incendios forestales constituye el mayor programa de conservación y defensa del monte mediterráneo andaluz. Gracias a él se ha conseguido reducir en un 69% la media de superficie afectada con respecto a la última década. La inversión a lo largo de estos cuatro años ha rondado los 739 millones de euros, y en su ejecución participan unos 4.500 trabajadores.

La legislatura se inició con una gran Pacto por el Agua que sentaría las bases para una política del agua propia y culminó con la aprobación de la Ley de Aguas para Andalucía el 30 de julio de 2010. Esta ley recoge desde la normativa propia de la administración del agua hasta la planificación, el régimen de obras hidráulicas, la normativa del ciclo urbano del agua, las aguas subterráneas, las comunidades de usuarios, el régimen de prevención de inundaciones y sequías, el régimen disciplinario y el régimen económico-financiero. Una ley que crea alrededor de 76.000 puestos de trabajo generados a partir de los distintos planes de depuración, limpieza de cauces y obras generales.

Durante esta legislatura se han invertido durante esta legislatura 947,78 millones de euros en la mejora del ciclo integral del agua urbana, de los que 426 millones corresponden a infraestructuras de saneamiento y depuración y 521,78 al abastecimiento en distintos puntos del territorio. Además, se han destinado 62,5 millones para la mejora de presas y 320,14 para la defensa de avenidas e inundaciones en cauces urbanos.

El 1 de enero de 2009 culminó el traspaso de la gestión de las aguas de la cuenca del Guadalquivir. Tras la reversión al Estado de las competencias sobre esta Cuenca, Andalucía persigue a través de la reciente aprobación de una proposición de Ley orgánica, que el Estado delegue el ejercicio de las competencias del Guadalquivir, tal y como habilita el artículo 150.2 de la Constitución.

Durante los dos años y diez meses de gestión del Guadalquivir andaluz se ha invertido en la gestión directa de la cuenca un total de 121 millones de euros, si se suma las inversiones realizadas en su área de influencia se alcanzan los 235 millones de euros. Con la gestión del Guadalquivir se han creado nuevos sectores productivos: 8 complejos termosolares que han creado 540 empleos fijos para su operación y mantenimiento y 6 centrales termosolares con 200 empleos fijos asociados.

Cambio climático

Con la aprobación en 2007 del Plan de Acción por el Clima 2007-2012 (PAAC), Andalucía se puso a la vanguardia en la lucha contra el cambio climático. Este Plan recoge tres programas: Mitigación, Adaptación y Comunicación. El programa de Mitigación (2008-2012) tiene el objetivo de reducir en 2012 un 19% la emisión de gases de efecto invernadero en Andalucía, objetivo alcanzado ya en 2010, dos años antes de que finalice su vigencia. En esta línea, Andalucía se encuentra en condiciones de alcanzar la reducción del 30% en el año 2020.

En estos años se ha aprobado el Programa de Adaptación al Cambio Climático, en desarrollo de la Estrategia Andaluza de Lucha ante el Cambio Climático ya aprobada por el Gobierno andaluz en 2002, y cuyo objetivo es minimizar la vulnerabilidad del territorio andaluz ante los efectos negativos del cambio climático. Mediante este programa se ha creado la red de Observatorios de Cambio Global de Andalucía, integrada por los observatorios de Sierra Nevada, Doñana, Zonas Áridas y El Estrecho.

Asimismo, con el Programa de Comunicación que va a aprobarse antes del fin de la presente legislatura, Andalucía se convertirá en la primera comunidad autónoma que complete una estrategia de lucha ante el cambio climático.

En mayo de 2011 se aprobó la Estrategia Andaluza de Sostenibilidad Urbana (EASU) que establece las bases para un cambio radical en las ciudades y pueblos andaluces y convertirlos en Ciudades Verdes. Para mejorar la calidad de vida en las ciudades destacan las ayudas otorgadas en el marco del programa Ciudad Sostenible, antes Ciudad 21, al que hasta la fecha se han adherido 292 ayuntamientos y cuya inversión asciende a 25,5 millones de euros.

El Pacto de los Gobiernos Locales es una iniciativa europea impulsada en Andalucía por la Consejería de Medio Ambiente por la que los ayuntamientos se comprometen a reducir sus emisiones de CO2 en un 20% en 2020. En la actualidad son 518 los municipios adheridos y contarán con una inversión de más de 3.700 millones de euros.

Fuente: Oficina de la Portavoz del Gobierno