Facebooktwittermail

El consejero Luis Planas visita la Central de Biomasa de Puente Genil, referente internacional en tecnología de generación de electricidad a partir de este material.

 

 

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha apostado por potenciar el uso energético de la biomasa como motor de desarrollo económico y generador empleo, especialmente en las zonas rurales, en el transcurso de una visita a la Central de Biomasa de Puente Genil (Córdoba). Esta planta de valorización energética de biomasa y subproductos del olivar, propiedad de Valoriza Energía, está considerada actualmente como un referente internacional en tecnología de generación de electricidad a partir de biomasa.

 

En Andalucía existe una gran tradición de consumo de biomasa, debido principalmente a la existencia de industrias productoras de aceite de oliva y al sector agroalimentario. En este sentido, el consejero ha recordado que la biomasa es la renovable que más aporta al sistema energético andaluz, no solo para electricidad sino principalmente para usos térmicos, gracias al enorme potencial de los subproductos del olivar y restos forestales. Según Planas, aunque la biomasa solo representa el 7,4% de la energía primaria consumida, ésta podría llegar a cubrir hasta el 21% de nuestras necesidades energéticas.

 

Para el titular de la Consejería, la transición hacia un modelo económico más sostenible tiene numerosas ventajas, ya que se trata de una economía más eficiente y competitiva, con menor dependencia de los combustibles fósiles en el plano económico y que es capaz de generar más puestos de trabajo, muchos de ellos altamente cualificados. Cabe destacar que el sector ambiental genera en Andalucía cerca de 89.000 empleos y se prevé que para 2020 esta cifra se pueda ampliar hasta más de 171.000, si se adopta un modelo de economía más verde.

 

Asimismo, el consejero ha destacado que el uso de esta energía limpia es clave para reducir el consumo de combustibles fósiles y, con ello, las emisiones de gases de efecto invernadero, diversificar y garantizar el suministro de energía, y reducir la dependencia energética.

 

Planta de Puente Genil

 

La Central de Biomasa de Puente Genil, con capacidad para incinerar 75.000 toneladas de orujillo al año y construida en 2006 por Valoriza Energía y Alvaro Espuny S.L, con un presupuesto de 46 millones de euros, se organiza en torno a tres empresas: Secaderos de Biomasa, S.A, (Sedebisa), Compañía Energética Pata de Mulo, S.L (Cepalo) y Biomasa Puente Genil, S.L.

 

La primera de ellas, la orujera, aporta el producto base (alperujo) y extrae hueso de aceituna y aceites de repaso o de extracción química del orujo graso seco (orujillo). La segunda, la de cogeneración para el secado, aporta el calor necesario para secar el alperujo y convertirlo en orujo graso seco, transformación indispensable para el extractado químico del aceite. Y la de Biomasa Puente Genil, S.L, la de generación eléctrica con biomasa, se encarga de la valorización energética de biomasa y, en concreto, del aprovechamiento del orujillo (residuo procedente de la extracción del aceite de orujo de oliva).

 

Fuente: Junta de Andalucía