Facebooktwittermail

 

Rafael Rodríguez subraya como líneas estratégicas la aprobación de un Plan de Equipamientos Comerciales y el impulso del asociacionismo empresarial

 

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, ha destacado como principales prioridades de la legislatura mejorar la competitividad y productividad de las pymes comerciales andaluzas y promover un sistema de distribución eficiente “que permita acercar la producción al consumo al menor coste posible y repercuta positivamente en el mantenimiento del empleo y en la modernización del sector”.

 

Rodríguez ha explicado en el Parlamento de Andalucía las líneas estratégicas de su departamento que, según ha indicado, se basarán en la colaboración con empresarios y con el resto de agentes socioeconómicos implicados. Igualmente, ha avanzado como ejes de actuación más destacados la aprobación de un Plan de Equipamientos Comerciales y el impulso del asociacionismo empresarial para potenciar un comercio de proximidad en los cascos urbanos mediante fórmulas como los Centros Comerciales Abiertos.

 

En este sentido, ha incidido en la importancia de promover la implantación de las nuevas tecnologías en las empresas de un sector relevante en la economía de la comunidad, el cual representa el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) regional, aglutina a 148.461 establecimientos y ocupa a 452.300 personas, el 16,29% del total de los empleados de Andalucía.

 

Con este objetivo, se destinará una nueva partida al Fondo de Apoyo a las Pymes Turísticas y Comerciales y se desarrollará la plataforma digital de servicios AndalucíaDCompr@s. Según el consejero, la plataforma, que ofrece soluciones a las pymes para mejorar la gestión diaria de sus negocios, desarrollará nuevas actuaciones promocionales a través de dispositivos móviles, blogs y redes sociales y estrategias de formación online para comerciantes.

 

Por otra parte, Rodríguez ha destacado la futura aprobación del Plan de Equipamientos Comerciales (PEC), que contribuirá al “emplazamiento eficiente de los grandes establecimientos” a partir de una serie de requisitos medioambientales, tales como la gestión de residuos, el uso de energías renovables o la conservación del entorno.

 

Otra de las líneas de trabajo principales será el impulso del asociacionismo empresarial como estrategia para reforzar las sinergias entre pymes y mantener el grado de atracción de los cascos históricos. A este respecto, ha abogado por la promoción de nuevos Centros Comerciales Abiertos (CCA), “un modelo de comercio urbano de proximidad, que da vida a nuestras ciudades y genera riqueza y puestos de trabajo”, ha precisado.

 

Promoción de la artesanía

 

La promoción de la artesanía tendrá, igualmente, un papel destacado en la gestión de la Consejería. En este sentido, Rafael Rodríguez ha abogado por instaurar un sello de calidad que identifique la artesanía de la comunidad y mejore su visualización y difusión. Se pondrán en marcha nuevas declaraciones de Zonas y Puntos de Interés Artesanal, rutas de interés vinculadas al turismo, así como la actualización del repertorio y la elaboración de un nuevo catálogo de oficios.

 

Por último, en lo que se refiere a los aspectos legislativos, el consejero ha anunciado la modificación de la Ley de Comercio Ambulante con el propósito de ampliar la duración de las autorizaciones que conceden los ayuntamientos para el ejercicio de la actividad.

 

Fuente: Junta de Andalucía