Facebooktwittermail

 

La iniciativa, presentada por el consejero de Medio Ambiente, permitirá mejorar la calidad del proceso productivo de este sector agroalimentario

 

 

 

La Junta de Andalucía colaborará con la asociación de empresas Freshuelva para que éstas puedan medir la emisiones de dióxido de carbono de su actividad productiva a través de la ‘huella de carbono’, una herramienta creada por las consejerías de Agricultura y Pesca y de Medio Ambiente para apoyar a las empresas e instituciones en la evaluación de sus emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Esta iniciativa, presentada por el titular de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, en el transcurso de las jornadas ‘La huella de carbono como estrategia competitiva para el sector de la fresa’ que se celebran en Lucena del Puerto (Huelva), permitirá detectar los elementos de mejora de la eficiencia del proceso productivo de los productos del sector fresero onubense a lo largo de su ciclo de vida, es decir, desde la obtención de la materia prima hasta su uso y desecho final, pasando por la propia fabricación o manufactura, el almacenamiento y el transporte.

 

El desarrollo del análisis del ciclo de vida permitirá conocer a fondo los procesos involucrados en la cadena de valor del producto, además de proporcionar a los proveedores toda la información necesaria sobre los criterios de sostenibilidad que se han aplicado a lo largo del proceso productivo.

En este sentido, Díaz Trillo ha aclarado que la huella de carbono “se está convirtiendo en un requisito para competir en los mercados internacionales, ya que pone a disposición del consumidor una información que tiene la capacidad de influir en la elección de un producto sobre otro”. Esta información, perfectamente integrable en el etiquetado, tiene capacidad para asociar el concepto de consumo sostenible o consumo eficiente a una marca que sea fácilmente distinguible por el consumidor. En definitiva, con la aplicación de la huella de carbono se pretende “producir mejor para lograr vender mejor el producto”.

 

Dentro del sector agroalimentario, las denominadas ‘berries’ (fresa, mora, arándano y frambuesa) han adquirido un peso importante en la economía andaluza. Para competir en los mercados internacionales, los proveedores de este sector deben cumplir estándares de calidad y medio ambiente entre los que se encuentran los de control de emisiones de gases de efecto invernadero.

En la actualidad el sector fresero onubense representa el 94% del total nacional y posiciona a Andalucía como líder europeo en la producción de esta fruta, con el 33% del total.

 

Huella de carbono

La huella de carbono es un instrumento con el que la Junta de Andalucía pretende promover el compromiso de las entidades públicas y privadas en la lucha contra el cambio climático, fomentando la adopción de planes y medidas encaminadas a mitigar las causas y efectos de este fenómeno global. En el ámbito privado, la Consejería de Medio Ambiente ha impulsado la firma de convenios voluntarios con empresas establecidas en Andalucía para la reducción y compensación de emisiones, una iniciativa destinada a promover el esfuerzo voluntario del tejido empresarial en la lucha contra el cambio climático.

 

Esta medida está enfocada hacia aquellas empresas que realizan su actividad fuera del sector industrial y forman parte de los ámbitos turístico, comercial, agroalimentario, y de transporte y distribución, entre otros. Esta parte del tejido productivo andaluz se integra en el denominado sector difuso de emisiones, responsable de la mitad de los gases de efecto invernadero que se liberan a la atmósfera en Andalucía.

 

Atlantic Copper

Tras el acto, el consejero ha visitado las instalaciones de la empresa Atlantic Copper, en el polo químico de Huelva, donde ha destacado el ejercicio de responsabilidad con el medio ambiente que deben desarrollar las empresas instaladas en el entorno de la capital onubense para reducir su impacto ambiental y prevenir nuevas agresiones. Según ha apuntado el consejero, la incorporación de los valores de sostenibilidad a todos los procesos de producción hace más competitiva la industria química de esta provincia. Asimismo, ha recordado el compromiso adquirido por estas empresas con la Junta de Andalucía para el desarrollo del Plan de Calidad Ambiental de Huelva, que tiene el objetivo de proteger el medio ambiente, salvaguardar las condiciones de salubridad y recuperar las zonas degradadas.

Fuente: Junta de Andalucía