Facebooktwittermail

  

Susana Díaz ha subrayado que esta medida “cumple un compromiso” del presidente Griñán y demuestra que “el empleo es nuestra máxima prioridad”.

 

La consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha subrayado que la aprobación por parte del Consejo de Gobierno del Plan de Choque por el Empleo en Andalucía, que destinará 200 millones de euros a proyectos de iniciativa pública para paliar los efectos del empeoramiento del mercado laboral, supone el cumplimiento de “lo que fue un compromiso del presidente Griñán en el discurso de investidura de esta IX Legislatura y con lo anunciado en la reunión del primer Consejo de Gobierno”.

 

Para Díaz, la puesta en marcha esta medida demuestra que “el empleo es la máxima prioridad” del Gobierno autonómico, “porque es la mayor preocupación que en este momento tienen los andaluces”, al tiempo que ha valorado la “agilidad” con la que se ha adoptado, “sin perder un solo minuto” y sin haber “llegado a los 100 días de Gobierno”.

 

Frente a esta actitud de la Junta a favor del empleo, Díaz ha lamentado que, en siete meses, el Ejecutivo nacional sólo haya adoptado “recortes y hachazos”, y no ha aprobado “ni un solo plan de empleo”. En este sentido, ha subrayado que Andalucía es la única comunidad autónoma que ha adoptado una iniciativa de estas características para demostrar que, “junto a medidas de recorte y ajuste, también es necesario adoptar medidas de estímulo con las que se fomente la creación de empleo”.

 

El Plan de Choque por el Empleo en Andalucía destinará 200 millones de euros a proyectos de iniciativa pública para paliar los efectos del empeoramiento del mercado laboral. Las acciones previstas se dirigirán a los colectivos más afectados por la crisis, con especial atención a las personas desempleadas de larga duración y con cargas familiares que han agotado las prestaciones económicas. Su desarrollo generará más de 11.100 puestos de trabajo en el próximo año y medio.

 

El plan tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2013 y estará integrado por tres conjuntos de medidas: obras en centros docentes (100 millones de euros), mejora de infraestructuras en el medio rural (90 millones) y rehabilitación de viviendas (10 millones).

 

El primero de estos bloques supone una ampliación del Plan de Oportunidades Laborales de Andalucía, Plan OLA, que la Junta desarrolla desde septiembre del pasado año en la red de centros educativos públicos y que aumentará en 100 millones de euros su dotación inicial de 200.

 

Este refuerzo, cofinanciado en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE), permitirá intensificar las inversiones educativas a la vez que proporcionará oportunidades de creación de empleo directo y de apoyo a las pymes, especialmente en la construcción, sector del que proceden dos de cada tres puestos de trabajo perdidos en la comunidad por la crisis económica.

 

En coherencia con estos objetivos, las empresas adjudicatarias deben contratar a personas inscritas como demandantes en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). En función de los perfiles profesionales solicitados, este organismo facilita candidatos seleccionados entre residentes en los municipios donde se desarrollan los proyectos. Las contrataciones, por un tiempo al menos igual al de la duración de la obra, dan prioridad a desempleados de larga duración con cargas familiares, que no reciben ningún tipo de prestación o subsidio y que no hayan tenido vinculación con la entidad empleadora en los tres meses anteriores a la presentación de la oferta.

 

De acuerdo con su ampliación en el marco del Plan de Choque, el OLA incorpora una nueva condición para asegurar el criterio de igualdad entre hombres y mujeres. Así, en caso de empate de ofertas, se primará a las empresas que acrediten haber desarrollado planes en esta materia.

 

Los proyectos se dirigen prioritariamente a la construcción, ampliación y renovación de colegios e institutos en las ocho provincias andaluzas. Las obras de reforma prestan especial atención a la mejora de infraestructuras de tecnologías de la información y la comunicación, la eficiencia energética y la eliminación de barreras arquitectónicas.

 

Empleo en el medio rural.

 

El segundo bloque del plan aprobado por el Consejo, con 90 millones de euros, se centrará en la generación de ‘empleo verde’ en el medio rural a través de proyectos de mejora de caminos y de infraestructuras forestales y agrarias (40 millones); trabajos de prevención y regeneración (31,45 millones); inversiones en montes (12,95 millones) y mantenimiento, restauración y puesta en valor del patrimonio rural (5,6 millones).

 

Todas estas iniciativas supondrán la generación de más de 500.000 jornales e incluyen, entre otros trabajos, reforestaciones, regeneraciones de zonas incendiadas, labores preventivas contra el fuego, obras contra la erosión y acciones de conservación de la flora, la fauna, el paisaje y los acuíferos. Los proyectos programados contarán con la cofinanciación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y se llevarán a cabo fundamentalmente en montes públicos autonómicos y locales, infraestructuras agrarias de titularidad municipal, vías pecuarias deslindadas, entornos periurbanos y fincas sujetas a convenios de colaboración público-privada para conservación de especies y hábitats amenazados.

 

Los criterios de adjudicación y contratación del personal serán los mismos que los del Plan OLA. De igual modo, las empresas deberán someterse a las prescripciones de los correspondientes convenios colectivos sectoriales y, en caso de empate de ofertas, se valorará el desarrollo de acciones a favor de la igualdad entre hombres y mujeres.

 

El último de los bloques del Plan de Choque tiene como objetivo impulsar la rehabilitación de viviendas con una ampliación de 10 millones de euros para el programa dedicado a este fin en el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012. Esta dotación, financiada íntegramente por la Junta, permitirá a más de 1.200 familias con recursos económicos limitados emprender obras de mejora en sus viviendas.

 

Para realizar estos proyectos, la Consejería de Fomento y Vivienda concederá ayudas destinadas a unidades familiares con rentas inferiores a 2,5 veces el IPREM, es decir, 29.929 euros brutos y 18.637 netos. Los incentivos cubren hasta el 50% del coste de la obra, con un tope de 18.000 euros para el presupuesto total, y pueden llegar hasta el 70% en el caso de personas titulares de la Tarjeta Andalucía Junta sesentaycinco.

 

Las obras de rehabilitación se iniciarán en un plazo máximo de dos meses desde la fecha de los primeros abonos a los correspondientes ayuntamientos, que actúan como entidades colaboradoras. El periodo de ejecución no deberá superar los seis meses y todos los proyectos habrán de estar finalizados en diciembre de 2013.

 

El Plan de Choque por el Empleo será desarrollado por las consejerías de Educación; Fomento y Vivienda, y Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. Estos departamentos estarán representados en una comisión de seguimiento presidida por la persona titular de la Secretaría General de Economía e integrada también por miembros de las consejerías de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, y Hacienda y Administración Pública.

 

Por otra parte, la aportación de los agentes económicos y sociales estará asegurada a través de una comisión de participación con representantes de las consejerías implicadas y de las organizaciones sindicales y empresariales más representativas.

 

Andalucía es la única comunidad autónoma que ha desarrollado planes extraordinarios directamente orientados al mercado laboral desde el inicio de la crisis económica. Este es el caso de las dos ediciones del Plan de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía (Proteja), para obras municipales realizadas por pymes, o del Plan de Medidas Extraordinarias para el Mercado de Trabajo Andaluz (Memta), centrado en contrataciones de personas desempleadas en sectores emergentes. A estas iniciativas se sumaron en 2011 otros dos planes específicamente dirigidos a los jóvenes y los parados mayores de 45 años, además del Plan OLA que ahora se amplía.

 

Fuente: Junta de Andalucía