Facebooktwittermail

 

El programa tiene como objetivo paliar la actual restricción de crédito a empresas que tengan proyectos de inversión, mejorando su financiación y ganando en tamaño

 

La Junta de Andalucía abre el 1 de abril el plazo para solicitar un incentivo, en forma de préstamo de recapitalización, al Programa de Ayudas Financieras a las Pequeñas y Medianas Empresas de Andalucía, una iniciativa de la Junta de Andalucía para paliar la actual restricción de crédito a las empresas industriales que tengan proyectos de inversión y/o gastos, mejorando así su capacidad de financiación, ganar tamaño y crear empleo. Estas ayudas, que se incluyen en el Decreto-Ley 10/2013 de 17 de diciembre, están dotadas con 58 millones de euros para 2014.

 

Los objetivos principales de este programa son facilitar a las pymes, con necesidades de financiación para circulantes o que vayan a realizar cualquier tipo de inversión, el acceso a fórmulas de recapitalización empresarial para garantizar o mejorar sus estructuras financieras, responder a sus necesidades económicas y de financiación, potenciar proyectos de crecimiento o consolidación empresarial en sectores que aportan valor añadido y ocupación a la economía andaluza y afrontar con mayor capacidad financiera la actual coyuntura económica.

 

Los préstamos de recapitalización se financiarán con cargo al nuevo Fondo Reembolsable Jeremie para pymes industriales, constituido al amparo del artículo 44 del Reglamento CE 1083/2006, mediante un acuerdo financiero suscrito entre la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) y la Dirección General de Fondos Europeos, dotado inicialmente para esta convocatoria del ejercicio 2014 con 58 millones de euros provenientes de la Subvención Global de Andalucía Innovación, Tecnología, Empresa 2007/2013. Las ayudas actuales se concederán en virtud del régimen de minimis.

 

En este sentido, este programa supone un paso más en el cambio de la cultura de las políticas de apoyo empresarial de la Junta de Andalucía yendo de la política de la subvención a la del incentivo, de forma que las ayudas que se promueven son préstamos reembolsables con un plazo de amortización entre cinco y siete años y con hasta dos años de carencia, de manera que se seleccionarán un conjunto de pymes industriales entre las solicitantes, en un proceso que pivota sobre la base de tres criterios: la solvencia económica de las empresas, la calidad de los proyectos empresariales presentados y la responsabilidad social. Con ello, se pretende apostar por la cultura del riesgo y por los empresarios que quieren invertir, ganar tamaño y crear empleo.

 

Podrán solicitar estas ayudas las pymes industriales con domicilio social y fiscal en Andalucía, que no se encuentren en crisis. Se primarán los sectores estratégicos: aeroespacial, agroindustria, metalmecánico, TIC, biotecnología, energético y medioambiental, química, naval, piedra, cerámica y mueble (hábitat) y moda. El importe máximo del préstamo que podrá concederse será de 200.000 euros y/o del 75% de las necesidades financieras totales del proyecto presentado, (lo que primero se alcance), pero de manera que no se podrá superar el 50% de los recursos propios de la empresa beneficiaria. El plazo de solicitud termina el 30 de junio de 2014.

 

Impulsar el crecimiento endógeno

Andalucía dispone de un número de pymes industriales suficientemente amplio para poder impulsar un proceso de crecimiento endógeno, es decir, que impulse el tejido empresarial interno, pero se evidencian retos derivados de la reducida dimensión y de la baja capitalización empresarial, así como de su alta dependencia de la financiación externa. Dichos retos suponen un límite a la capacidad de crecimiento y a la generación de empleo industrial.

 

Todas las razones expuestas ponen de manifiesto la necesidad de fomentar las ayudas a las pymes industriales de Andalucía, pues han sido muy afectadas por la crisis, se encuentran en una difícil situación en consecuencia de la restricción del crédito en España y, al mismo tiempo, porque son pieza clave en la salida de la crisis.

 

Este programa se suma al abanico de incentivos que la Agencia IDEA tiene a disposición de los emprendedores y empresarios andaluces, y que en este momento incluyen el Programa de Incentivo para el Desarrollo Empresarial dentro de la Subvención Global de Andalucía (SGA) 2007-2013, en el que se ha ampliado el plazo de solicitudes de incentivos hasta el 30 de abril de 2014 para proyectos de Creación, Modernización y Cooperación entre empresas, y hasta el 31 de octubre de 2014 para proyectos de I+D+I, así como los 18 Fondos Reembolsables actualmente en funcionamiento.

 

De la misma manera que en los anteriormente citados programas de incentivos, las solicitudes para el programa de ayudas financieras a las pymes industriales de Andalucia deberá realizarse por vía telemática a través de la página web de la Agencia IDEA.

 

Fuente: Junta de Andalucia