Facebooktwittermail

 

 

Estas subvenciones están dirigidas a impulsar la innovación en la aplicación de este tipo de métodos para la mejora de la sanidad vegetal.


 

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la resolución por la que se abre el plazo para la presentación de solicitudes de ayudas a la aplicación de técnicas de control integrado contra plagas de la convocatoria 2013. Estas ayudas están dirigidas al fomento de las técnicas de lucha integrada contra plagas en diferentes cultivos, que vienen aplicando las Agrupaciones para Tratamientos Integrados en Agricultura (Atrias), y que se enmarcan dentro de un plan para la mejora de la Sanidad Vegetal que se desarrollará a lo largo de cinco campañas.

 

Las ayudas se destinan a cubrir los costes de herramientas fitosanitarias (feromonas, polilleros, mosqueros, trampas cromotrópicas, insecticidas biológicos) que puedan suponer una innovación y mejora en la aplicación de esas técnicas. Asimismo también se apoya la remuneración del personal técnico contratado para la puesta en marcha y coordinación de la gestión integrada de plagas.

 

Los beneficiarios de estas ayudas serán las agrupaciones de agricultores constituidas para la aplicación de técnicas de lucha integrada, las asociaciones u organizaciones agrarias y los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen. En todos los casos las Atrias, deberán estar formadas, como mínimo, por diez agricultores, que asumirán el compromiso de acatar las condiciones y requisitos técnicos de la gestión integrada.

 

Los agricultores pertenecientes a estas agrupaciones cumplen con los requisitos de aplicación de la gestión integrada de plagas, que serán obligatorios a partir del 1 de enero de 2014, como contempla el Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, que establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios y traspone al ordenamiento jurídico español la Directiva 2009/128/CE de 21 de octubre de 2009, por la que se establece el marco de la actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los plaguicidas.

 

Las solicitudes podrán presentarse en las Delegaciones Territoriales de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente contando con un plazo de presentación que se extiende hasta el próximo 7 de febrero.

 

Los cultivos que, a través de las Atrias, podrán beneficiarse de estas subvenciones serán los de ajo, alfalfa, algodón, almendro, arroz, cítricos, chirimoyo, dehesa, flor cortada –clavel y miniclavel-, espárrago verde, fresa, frutales de hueso –melocotonero y ciruelo-, frutales de pepita –manzano y peral-, cultivos hortícolas al aire libre, cultivos hortícolas protegidos, olivar, ornamentales, patata, remolacha, azucarera de siembra otoñal, subtropicales, tomate para transformación industrial, trigo duro, vid –uva para vinificación y uva de mesa-, zanahoria y chirivía.

 

Atrias andaluzas.

 

Durante 2012, funcionaron en Andalucía un total de 39 Atrias que reunían a un total de 5.800 agricultores y aplicaron técnicas de control integrado en cerca de 76.000 hectáreas. Por cultivos, destacan los cítricos con diez agrupaciones y el olivar con nueve, seguidos de la dehesa, los hortícolas protegidos y la vid.

 

En cuanto al número de estas entidades atendiendo a la provincia en la que desarrollan su actividad, destaca Córdoba con 19, seguida de Sevilla y Huelva con seis, Cádiz con 4, Málaga con 3 y Granada con 1 agrupación.

 

Fuente: Junta de Andalucía