Facebooktwittermail

El proyecto financiado por el Centro Europeo de Investigación ha desarrollado el primer robot humanoide de código abierto e impreso en 3D accesible para todos

Se trata de un robot que todo el mundo puede construir, tan sólo se necesita una impresora en 3D, y programar, a través de software libre. De esta forma, se convierte en una herramienta que permite experimentar a los estudiantes de áreas como la mecánica, la informática o la electrónica.

El objetivo ha sido trasladar la tecnología innovadora más allá de los laboratorios. Este es el caso concreto de la impresión 3D de la que apenas se ha estudiado su aplicación en el sistema educativo y que puede ser una herramienta que puede fomentar la creatividad de los estudiantes.

Por otro lado, el hecho de que utilice un software libre permite la construcción de tantos robots como usuarios.

Sin embargo no quedan ahí las ventajas. Tal y como ha declarado la Comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn, “… se trata de una plataforma de bajo coste que podría impulsar un entorno de aprendizaje más interactivo e inspirador que permitiera a los estudiantes conectar con la investigación y el diseño”. Ello se consigue puesto que está conectado a una plataforma web específica que permite a los usuarios compartir ideas y resultados.

No se trata de un proyecto aislado si no que ya ha encontrado aplicación en el campo del arte, en el proyecto “Etres et numériques”: Poppy trabajó con un bailarín y un artista visual para aprender a percibir gestos y movimientos.

Se puede obtener más información sobre el proyecto aquí.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas