Facebooktwittermail

Este fue el principal mensaje del Comisario de Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas, en la Sexta Cumbre Europea de la Innovación que presentó las ventajas de lo que se conoce como innovación desestabilizadora.

 

La investigación, la ciencia y la innovación afectan a numerosos aspectos de la vida diaria de los ciudadanos europeos lo que convierte a estos tres conceptos en prioridades de los planes de trabajo de las instituciones. Estos planes están empezando a formarse y reflejan los 5 años que, tanto el Parlamento como la Comisión, tienen por delante. La Unión Europea se encuentra por tanto en un momento decisivo que marcará las decisiones futuras.

 

En este contexto, el Comisario recordó la necesidad de sentar las bases que permitieran el impulso de la innovación europea y del crecimiento económico. Para ello, la simplificación de las relaciones con los servicios y tecnologías se presenta como esencial para lograr una sociedad que reaccione ante la innovación. A pesar de la reducción de los fondos presupuestarios en general, se ha conseguido salvaguardar las partidas destinadas a innovación. Sin embargo, no es suficiente: debe alcanzarse el porcentaje del 3% PIB dedicado a la I+D+i.

La nueva sociedad que así se crearía, se desenvolvería, recordó, en un medio innovador fundamentado en la mejor aplicación de los fondos, en el aprovechamiento de las ventajas del mercado interior y en la rapidez de reacción ante las nuevas ideas. Esto llevará, afirmó, a desarrollar una innovación desestabilizadora, creadora de nuevos mercados y transformadora de los existentes.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas