Facebooktwittermail

 

El importe de estos contratos de alto valor tecnológico asciende a más de 200 millones de euros

Estereactor experimental es el mayor proyecto científico internacional en el ámbito de la energía

La industria española obtuvo en 2012 excelentes resultados en el proyecto International Thermonuclear Experimental Reactor (ITER) al conseguir 14 contratos de un alto valor tecnológico, que permitirán a empresas españolas participar en este reactor experimental, considerado como el mayor proyecto científico de energía de fusión. El importe total de estos contratos asciende a más de 200 millones de euros.

Cabe resaltar el firmado por Ferrovial, que ejecutará el 30% del mayor contrato de obra civil del ITER, valorado en 300 millones de euros. Esta compañía construirá nueve edificios, bajo el liderazgo del grupo Vinci y conjuntamente con la empresa Razel-Bec, entre los que se encuentra el complejo “Tokamak” que albergará el reactor del ITER.

 

También destacan el contrato firmado por ENSA con Iter Organization para el ensamblaje de los nueve sectores de la cámara de vacío y de los 54 puertos del ITER, cuyo importe asciende a 74,5 millones de euros, y los buenos resultados conseguidos por el grupo español COMSA-EMTE en el ámbito de la obra civil cuyos contratos ascienden a más de 39 millones de euros.

Por su parte, EADS CASA Espacio realizará los anillos pre-compresores ubicados en la parte superior e inferior de las bobinas toroidales del ITER, cuyo importe se eleva a 12 millones de euros.

 

Otra de las compañías adjudicatarias ha sido Iberdrola, que ha firmado tres contratos: uno en el ámbito de la ingeniería eléctrica; otro en el sector de la ingeniería mecánica, realizado en consorcio con la empresa NATEC, y un tercero para la fabricación de los semiprototipos que recubrirán la primera pared de la cámara de vacío del ITER. Este último proyecto se realizará en colaboración con la empresa inglesa AMEC y la española Mecánica Industrial Buelna. La cuantía total de estos contratos es de 10,4 millones de euros.

Finalmente, IDOM ha firmado un contrato por 4,5 millones de euros para realizar la ingeniería del diseño de las piezas Test Blanket Modules.

Desde el inicio del proyecto ITER, las empresas españolas han obtenido más de 50 contratos por un importe superior a 350 millones de euros. Este resultado es aún más reseñable si se tiene en cuenta que en el ITER no hay reglas que garanticen el retorno industrial de las entidades participantes. Los contratos se obtienen en concurrencia competitiva, en un mercado internacional altamente cualificado que pone de manifiesto la gran capacidad tecnológica de la industria española.

 

Proyecto ITER

La fusión nuclear es una de las alternativas con más posibilidades de éxito en la búsqueda de fuentes eficientes de energía, seguras y respetuosas con el medio ambiente, que puedan abastecer la creciente demanda energética de la sociedad actual. Una búsqueda que representa uno de los principales desafíos de este siglo.

En 2006, los siete socios que participan en el proyecto ITER (Unión Europea, Japón, EEUU, India, China, Rusia y Corea del Sur), firmaron un acuerdo para la construcción de este reactor experimental de fusión nuclear cuyo objetivo es demostrar la viabilidad tecnológica y científica de la energía de fusión con fines pacíficos. Para probar esta viabilidad, en el interior de sus instalaciones, ubicadas en Cadarache (Francia), se llevarán a cabo una serie de pruebas de gran complejidad que tienen como objetivo producir, de forma controlada, la combustión de plasmas, confinados magnéticamente, a 150 millones de grados.

Europa financia, a través de Fusion For Energy (F4E) —organismo de la Unión Europea encargado de gestionar las licitaciones europeas al ITER—, el 45% de la construcción de este proyecto internacional, cuya aportación asciende a 6.600 millones de euros. Esta agencia europea, ubicada en Barcelona, cuenta con una plantilla integrada por 332 personas, —en su mayoría científicos, ingenieros y administrativos—, de los que, aproximadamente, el 25% son españoles.

 

Fuente: Ministerio de Economía y Competitividad