Facebooktwittermail

La Fundación científica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha convocado este jueves las ayudas para la financiación de proyectos de investigación contra el cáncer, con una inversión inicial de 4,5 millones de euros que se adjudicaran a nuevos proyectos, aunque “la previsión podría aumentar”, según explica la directora de la Fundación científica, Isabel Orbe. La fundación tendrá a final de año 14 millones comprometidos en todos los proyectos abiertos de investigación

Con estas ayudas la AECC vuelve a promover la investigación en la lucha contra el cáncer, como cada año buscando proyectos de calidad y trasnacionales. “El objetivo es incrementar la masa crítica de investigadores en España”, explica Orbe en declaraciones a Europa Press.

Por este motivo, la fundación, que pretende ser el nexo de unión entre el paciente y la investigación, entre los investigadores y la sociedad, lleva la investigación a los alumnos de las universidades, ayudando a formarles, hasta los grupos de excelencia investigadora en España.

“No queremos que la labor de la fundación sea temporal”, afirma, por este motivo tratan de cubrir toda la vida educativa del investigador, que “si pudiera ir reenganchando becas podría estar con ayudas desde los 20 años hasta montar su proyecto, aproximadamente, a los 32 años”.

En su compromiso con la investigación, la AECC gestiona los fondos destinados con responsabilidad, transparencia, calidad y eficacia. “Tenemos una visión integral del mundo de la investigación, no sólo pensando en las personas, sino trasversal, tratando de que nuestra labor nos sea sólo la de dar dinero, intentando conocer el engranaje para que todo funcione y salga lo mejor posible”, añade.

La convocatoria de ayudas se adjudica a través de concurso público, y cada uno de los proyectos es evaluado externamente por la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, lo que garantiza un análisis científico pormenorizado para asegurar la máxima calidad de las adjudicaciones.

Incluso la fundación se realizan visitas a los becados y audita económicamente y científicamente cada proyecto, y, al finalizar el proyecto, se realiza una exposición pública con el desarrollo y sus resultados. “Todo lo auditamos porque los socios tiene que sabes qué hacemos con su dinero”, advierte la directora de la fundación.

En total, durante el año 2012, la Fundación Científica de la AECC tendrá en marcha más de 80 ayudas a la investigación oncológica, que abarcan desde los programas de prácticas de laboratorio para estudiantes hasta los grandes grupos coordinados estables de investigación oncológica. Este año, teniendo en cuenta la crisis, esperan que se multiplique el número de profesionales y grupos de investigación que se van a presentar a estas ayudas.

Por otra parte, Orbe advierte que son muchas las empresas que colaboran con la fundación para avanzar en la investigación del cáncer, pero, además, señala que “muchas veces” entidades privadas utilizan estos programas para subvencionar investigaciones. “Nos convertimos en la marca blanca de muchas entidades que quieren dedicar un dinero a la investigación”, afirma.

PROGRAMAS PARA 2012

Entre las ayudas encuentra que se dan a los programas de Prácticas de Laboratorio, que sirven para fomentar la vocación investigadora y formativa de estudiantes de segundo ciclo de la rama biosanitaria, ya sea en programas de verano – con 1.000 euros brutos al final del programa- o durante el curso académico – con 3.200 euros brutos-.

“Nuestras ayudas cubren el ciclo de vida de la gente que se encuentra en la universidad, con programas de prácticas en laboratorios reconocidos”, explica Orbe, para quien el contacto mutuo estimula a ambos.

Luego están las ayudas individuales para investigadores en oncología. En este caso se encuentran los programas de Formación Avanzada con una financiación de entre 3.000 euros y 4.000 euros al mes durante un periodo de entre tres meses y un año para la ampliación de la formación de investigadores o médicos seniors, ya sea en centros nacionales o internacionales.

Además, están las ayudas a investigadores para ampliar la formación de científicos o profesionales sanitarios para el desarrollo de un proyecto de investigación al amparo de un centro de investigación.

En estos casos existen tres modalidades: por un lado, los post doctorales o post residentes, dotadas con 135.000 euros para tres años y con posibilidad de prórroga a dos más, éstos últimos cofinanciados con el centro; la modalidad de retorno que son ayudas de 200.000 euros para cuatro años dirigida a investigadores biomédicos en el extranjero que deseen continuar con su carrera en España, además ofrecen 50.000 euros como dotación adicional para iniciar su propio laboratorio en el centro de retorno seleccionado.

Una tercera modalidad para post doctorales o post residentes que desarrollen un proyecto de investigación clínica sin vinculación con intereses comerciales directos. En este caso son 135.000 euros para tres años y con posibilidad de prórroga a dos más.

PRIORIDAD PARA EL CÁNCER INFANTIL

En las ayudas a equipos de investigación oncológica se encuentran los grupos coordinados estables. En este caso son 1.200.000 euros en cinco años para grupos coordinados estables y competitivos para el desarrollo de líneas de investigación traslacional, con el objetivo de acelerar la transferencia de los resultados a la práctica clínica.

Para Orbe, el verdadero valor de estos programas es el esfuerzo de coordinación que hacen los equipos de investigación básicos y clínicos en presentar una línea de trabajo común. Actualmente hay 7 proyectos en marcha, y, en esta convocatoria, se pretende poner en marcha dos más.

“Son proyectos muy sólidos donde necesita la garantía económica para dar un salto cualitativo en la investigación. En el se coordinan básico,, clínicos, epidemiológicos, y donde realmente buscamos una investigación traslacional. Intentamos no curar ratones sino curar personas, es decir no queremos quedarnos en los ratones” ha añadido.

Y, por último, los proyectos sobre cáncer infantil a grupos de investigación. En este caso la dotación es de 150.000 euros en tres años para el desarrollo específico de proyectos dirigidos al paciente oncológico infantil. El cáncer en la infancia es una apuesta clara de la FC, desde hace más de 5 años. Actualmente hay 9 proyectos en marcha.

“En España se dan 1.000 casos aproximados en menores de 14 años, como hay pocos nadie se dedica a investigar. El cáncer infantil no se puede prevenir y, por eso, sólo se va a poder curar a los niños a base de la investigación y tratamientos”, señala Orbe, orgullosa de que estas ayudas hayan abierto la puerta a que grupos investigadores se fijen en el cáncer infantil.

Fuente: Europa Press