Facebooktwittermail

 

 

La creciente demanda de banda ancha en los servicios de Internet, telefonía y televisión ha disparado la necesidad de las empresas de telecomunicaciones de cables de fibra óptica en Argentina. De hecho, en 2011, el mercado prácticamente se duplicó (de 450.000 a 800.000 kilómetros de fibra óptica) y este año se estima que podría crecer un 20%, alcanzando el millón de kilómetros.

 

A pesar de las restricciones a la importación de insumos para su producción, el mercado de fibra sigue en expansión y el horizonte es todavía más esperanzador para dicho sector si se tiene en cuenta que en Argentina aún es muy incipiente el desarrollo de redes de fibra directa al hogar.

Por otro lado, no sólo la cantidad de fibra demandada está en ascenso, también su calidad. “La cantidad de ‘pelos’ de fibra por cable está aumentando. Hace cuatro años, el promedio era de 12 fibras; hoy es de 64 a 72, hay operadores que tienen cables de 256, y en Japón podemos encontrar de 1.000″, apuntan fuentes del sector.

Fuente: Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX)