Facebooktwittermail

La Secretaría de Estado de I+D+i ha concedido siete nuevas acreditaciones correspondientes al programa de Centros y Unidades de Excelencia ‘Severo Ochoa’ y ‘María de Maeztu’. Además, los primeros ocho centros acreditados en 2011 vuelven a conseguir el Severo Ochoa por otros cuatro años. La inversión total de esta convocatoria es de 52 millones de euros, 32 millones más que el año pasado, lo que evidencia la apuesta de la Secretaría de Estado de I+D+i por la excelencia en investigación e innovación.

Los tres centros que han conseguido por primera vez la distinción ‘Severo Ochoa’ son el Basque Center on Cognition, Brain and Language, el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y el Centro de Investigación Agrigenómica (CRAG), consorcio formado por el CSIC, el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y la Universidad de Barcelona (UB). Estos tres centros recibirán un millón de euros anual durante cuatro años.

Las 4 unidades de investigación seleccionadas en la modalidad ‘María de Maeztu’ son: el departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universidad Pompeu Fabra, el departamento de Física de Partículas del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), el Instituto de Ciencia Molecular de la Universidad de Valencia, y el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA) de la UAB. Estas unidades se suman a las 6 acreditadas el año pasado y contarán con una financiación de 500.000 euros anuales durante cuatro años.

Los requisitos, niveles de exigencia, criterios y procedimientos de evaluación y selección referidos a la excelencia científica no establecen diferencias entre centros y unidades, que han sido seleccionados por sus resultados científicos y sus programas estratégicos tras una rigurosa evaluación en la que han participado 115 científicos internacionales de reconocido prestigio. En consecuencia, se garantiza la calidad y el nivel de excelencia de la investigación que desarrollan, estableciéndose las diferencias únicamente en función de la gobernanza, estructura y principios organizativos y gerenciales, así como de la masa crítica mínima exigible a centros y unidades.

Cuatro años más de excelencia

Los ocho primeros centros de excelencia ‘Severo Ochoa’ ─evaluados positivamente a través del análisis de sus planes estratégicos de investigación 2016-2019─ han logrado de nuevo la acreditación, por lo que contarán con un millón de euros anual durante cuatro años. Estos centros no sólo han revalidado su posición de referencia en la investigación internacional sino que, en opinión de los propios evaluadores, muchos de ellos han consolidado su liderazgo científico durante los años en los que disfrutaron de la anterior ayuda ‘Severo Ochoa’. Los ocho centros son: Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas Carlos III (CNIO), el Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona), el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), y el Barcelona Graduate School of Economics.

Esta convocatoria confirma el compromiso del Gobierno con la investigación de alto impacto que se hace en el sector público. Los centros acreditados destacan tanto por la notoriedad internacional de las contribuciones científicas que realizan, como por su capacidad innovadora y su intensa relación con el sector empresarial. Son, además, centros de referencia a nivel mundial capaces de atraer talento internacional. Gracias a este programa se está consolidando en España una base de investigación de excelencia altamente competitiva.

Fuente: Ministerio de Economía y Competitividad