Facebooktwittermail

La Agencia Andaluza de la Energía organiza unas jornadas en Jaén para explicar las posibilidades que tiene esta energía renovable en la climatización y otros usos poco explorados hasta el momento. Con un enfoque muy práctico, reúne a las principales empresas del sector dedicadas al diseño, distribución, montaje y mantenimiento de instalaciones, para posibilitar el intercambio de experiencias empresariales

La energía solar térmica permite calentar un fluido mediante la transformación directa de la radiación solar en calor. Con su uso, conseguiremos disminuir la dependencia de suministros externos, que dada la escalada de los precios de los combustibles fósiles como el petróleo, se traduciría en un ahorro económico del 40%.

Aunque el uso más conocido de la energía solar térmica es dotar de agua caliente a los edificios y viviendas, esta tecnología tiene otras aplicaciones. Por ejemplo, en la climatización de edificios y en todos aquellos procesos industriales que demanden calor. Cuando estos procesos requieren de un fluido caliente a bajas temperaturas (menos de 100 ºC), la tecnología usada es la misma que se utiliza a nivel doméstico. Con una tecnología más sofisticada, también puede aplicarse a procesos industriales que requieren fluidos a temperaturas de hasta 250 ºC.

Para explicar estas utilidades a las empresas del sector energético o interesadas en el mismo y en particular, a las empresas dedicadas al diseño, distribución, montaje y mantenimiento de instalaciones de energías renovables, la Agencia Andaluza de la Energía ha organizado la Jornada “El calor solar: más allá de la preparación de agua caliente sanitaria”, que se desarrollan durante los días 22 y 23 de noviembre en el Recinto Provincial de Ferias y Congresos de Jaén (IFEJA).

En este encuentro, la Agencia Andaluza de la Energía contará con la presencia de expertos con amplias trayectorias profesionales que explicarán las posibilidades de esta energía renovable, apostando por su implantación en industrias como parte implicada en sus procesos o para la climatización de edificios, aportando tanto calor como frío.

Así, estas aplicaciones de la energía solar térmica abren nuevos caminos y oportunidades a las empresas instaladoras. Precisamente en las jornadas, se podrán conocer algunos casos de éxito en esta materia, puesto que el programa incluye ponencias sobre el uso de la energía solar térmica en la edificación y en la industria, proyectos demostrativos, últimas tecnologías y mecanismos de financiación públicos y privados, así como el punto de vista del usuario o potencial cliente.

Además del salón plenario, las jornadas contarán con un espacio para la celebración de mesas de trabajo donde los asistentes podrán solicitar reuniones técnicas personalizadas, obtener asesoramiento técnico especializado o mantener encuentros empresariales que se podrán concretar eligiendo de entre un catálogo de empresas del sector donde encontrarán soluciones a planteamientos específicos. Así mismo, se dispondrá de un espacio para la presentación de productos relacionados con la temática de la jornada donde los asistentes podrán conocer de primera mano la tecnología existente en el mercado para las aplicaciones de la energía solar térmica tratadas en la jornada.

En este sentido, la Agencia Andaluza de la Energía a través de su Programa de Subvenciones A+ y dentro del llamado programa PROSOL, facilitó durante 2011, la instalación de 22.300 metros cuadrados de captación solar en un total de 4.576 instalaciones, con las que se evitará la emisión de 4.515 toneladas de CO2 anuales a la atmósfera, como si retiráramos de la circulación 2.000 vehículos. Para estas instalaciones, la Agencia ha concedido 4 millones de euros en subvenciones, que han permitido movilizar una inversión privada de más de 13 millones de euros.

En total, desde el año 2005, la inversión andaluza en solar térmica ha sido de algo más de 134 millones de euros, con incentivos públicos que rondan los 46 millones de euros. Gracias a esto, se ha podido instalar en Andalucía casi 200.000 m2 de captación solar en más de 36.700 instalaciones. En el caso de Jaén, se han instalado 4.932 m2 para los que se han concedido más de 297.700 euros en subvenciones que han permitido una inversión superior a los 738.600 euros. Estas instalaciones contribuyen a evitar la emisión de 842 toneladas de CO2 a la atmósfera jiennense anualmente.

Fuente: Consejería de Economía, Innovación y Ciencia