Facebooktwittermail

Arias Cañete afirma que las empresas están llamadas a desempeñar un papel clave en el impulso de la economía verde.

 

 

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha destacado que “la economía verde pone en valor los recursos naturales, fomentando su aprovechamiento sostenible y conservando la biodiversidad, y permite a las empresas ser más competitivas y crecer”. Se trata, en definitiva “de generar riqueza, sin sacrificar la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus necesidades”.

 

Así se manifestaba Arias Cañete durante la inauguración, en Madrid, del Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA 2012), que en esta ocasión gira en torno al crecimiento, el emprendimiento y la economía verde. Se trata de un congreso bienal que ha ampliado su influencia a dos ámbitos estratégicos: Los Encuentros Iberoamericanos de Desarrollo Sostenible, cuya novena edición se inaugura, y los Encuentros Locales de Pueblos y Ciudades por la Sostenibilidad, que cumplen en esta ocasión su sexta edición.

 

En este contexto, Arias Cañete ha recordado que en la Cumbre de Río+20 se logró un entendimiento común sobre lo que significa una Economía Verde, “una economía que contribuya a reducir el consumo de energía, de materias primas y de agua, que minimiza la generación de contaminación y de los gases de efecto invernadero, y fomenta la reducción y reutilización de residuos”.

 

Según ha explicado el ministro, en este nuevo modelo de desarrollo “las empresas están llamadas a desempeñar un papel clave”. Así, un reciente estudio de la Comisión Europea estima el valor de la eco-industria en más de 300.000 millones de euros anuales, lo que supone un tercio del mercado global de tecnologías ambientales. Es un mercado, ha añadido el ministro, que crece a una tasa anual del 7% desde el año 2000, con expectativas de triplicarse para 2030, y que genera casi 6 millones de empleos en los países de la UE.

 

INNOVACIÓN EN TECNOLOGÍAS MEDIOAMBIENTALES.

 

Ante este escenario, Arias Cañete ha subrayado “la gran oportunidad que tenemos para modernizar nuestra economía, estimular el crecimiento y crear puestos de trabajo mediante el impulso a empresas dinámicas, innovadoras en tecnologías medioambientales”.

 

Para apoyar a estas empresas en sus procesos de innovación, el ministro ha señalado que la política medioambiental “debe actuar como un estimulo decisivo”. Por eso, el Gobierno trabaja para lograr una sistematización y simplificación de la normativa ambiental, sin rebajar los límites de protección, “creando así el clima adecuado para nuevas inversiones verdes”, ha indicado.

 

También ha recordado la importancia de fomentar las políticas de Responsabilidad Social Corporativa, “ámbito en el que merece mención especial nuestro sector privado, reconocido internacionalmente por conformar el mayor grupo de empresas que han adoptado, de forma voluntaria, los Principios de Responsabilidad Social Corporativa”, ha recalcado. Además, Arias Cañete ha destacado que España es el segundo país de la UE con más empresas registradas en el Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales (EMAS).

 

En referencia a los avances conseguidos por España en la protección del medio ambiente, Arias Cañete ha mencionado la reducción de las emisiones medias de gases de efecto invernadero, de las tasas de consumo de agua y las de generación de residuos urbanos, en términos per capita. Asimismo, han aumentado las tasas de recogida, reciclaje y valorización de envases y embalajes, las aguas de baño marinas consideradas como excelentes, y también se ha incrementado el flujo de visitantes a los parques nacionales.

 

En este sentido, Arias Cañete ha indicado que España es uno de los países de la Unión Europea con mayor porcentaje de territorios protegidos, que suponen el 27,83% de la superficie terrestre nacional. “Y en el ámbito de la agricultura ecológica, España ocupa, por tercer año consecutivo, el primer lugar de la UE en superficie destinada a este tipo de agricultura”, ha añadido.

 

Fuente: Besana