Facebooktwittermail

 

 

Con motivo de la clausura en Granada de la IX edición del Congreso Europeo del Espárrago (Euro Asper 2012).

 

La consejera de Agricultura, Clara Aguilera, se ha referido a la innovación e I+D como el “reto sustantivo” del sector agroalimentario en los próximos años y el principal factor de diferenciación y competitividad de nuestras producciones frente a las de terceros países.

La consejera, que ha realizado estas declaraciones con motivo de la clausura en Granada de la IX edición del Congreso Europeo del Espárrago (Euro Asper 2012), ha destacado asimismo la necesidad de que la nueva PAC plantee soluciones a la situación de bajos precios que en la actualidad perciben los productores agrarios, introduciendo mejoras en los mecanismos de gestión de mercados que corrijan la asimetría que se da entre productores y distribuidores. Según ha asegurado, “la gran distribución viene imponiendo sus normas, presionando a cooperativas y productores, por lo que se impone reforzar el papel de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria y en especial de las empresas creadoras de marcas, ya que son las que contribuyen a afianzar la economía de los territorios, generando riqueza, empleo y valor añadido para sus producciones”.

Para Aguilera, “debemos seguir defendiendo, tal y como se ha puesto de manifiesto en este congreso, el valor de las producciones europeas, no sólo por su proximidad geográfica a los mercados de destino y menor huella ecológica, sino también porque son las que ofrecen las máximas garantías para los consumidores y cumplen con un elevado nivel de exigencias en materia laboral y medioambiental”.

Asimismo, ha destacado el carácter emprendedor de un sector que también ha sabido incorporar la fase de la transformación produciendo conservas de espárrago de alta calidad que se exportan a todo el mundo y son muy apreciadas, como es el caso del Espárrago de Huétor-Tajar, el único espárrago triguero de Europa con mención de calidad (Indicación Geográfica Protegida (IGP)).

La consejera también ha resaltado la importancia de este cultivo como motor económico y social para la provincia de Granada, con 128 millones de euros de facturación y más de 26.500 personas empleadas durante la campaña. “El carácter social de este cultivo lo evidencia el hecho de que se desarrolla fundamentalmente en pequeñas explotaciones familiares, constituyendo una fuente de riqueza y creación de empleo y, por tanto, una actividad vital para el desarrollo económico y la renta agraria de zonas como la Vega de Granada, principal comarca productora”, ha añadido.

Euro Asper 2012

Este Congreso europeo, con periodicidad bianual, constituye el espacio más importante de Europa dedicado al sector del espárrago. Euro Asper 2012 ha sido organizado por la Asociación de Empresas Productoras de Frutas y Hortalizas y Exportadoras de Andalucía y Extremadura (Asociafruit) y, como en ediciones anteriores, ha contado con el apoyo de las diferentes asociaciones nacionales de los países productores de espárrago de Europa.

La misión del Congreso Euro Asper es aglutinar a productores, comercializadores e investigadores ligados a este sector, para servir de plataforma de debate sobre cuestiones esenciales para la mejora del sector como la producción, innovación agronómica, comercialización, distribución y sostenibilidad de su producción.

El sector del espárrago en Andalucía

España es el segundo productor europeo de espárrago (21% del total), por detrás de Alemania (38%), y el sexto productor mundial. La región andaluza, con más de 43.900 toneladas, es la mayor productora española de espárrago, correspondiendo el 85% a espárrago verde, variedad en la que esta comunidad autónoma es la mayor productora nacional. En total, Andalucía exporta 6.519 toneladas de espárrago, -más de la mitad de las exportaciones españolas de este producto-, por un valor de 16 millones de euros.

La producción andaluza de espárrago se concentra, principalmente en la provincia de Granada, que representa el 80% y aporta a su vez más del 64% de toda la producción nacional. También existen producciones destacables de espárrago en Sevilla, Córdoba y Jaén.

Desde 2011, la superficie de este cultivo ha experimentado un incremento del 114% en la provincia de Granada. Ello se debe a la baja rentabilidad de otros cultivos que, unida a las aceptables cotizaciones del espárrago, ha llevado a numerosos agricultores a sustituir sus cultivos por esparragueras. Además, la mejora de variedades ha permitido un aumento notable del rendimiento.

Fuente: Besana Portal Agrario