Facebooktwittermail

La Comisión Europea creará un observatorio con el fin de evaluar el progreso y medir el impacto de la bioeconomía en la Unión Europea, según anunció ayer Máire Geoghegan-Quinn, Comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia.

 

El término «bioeconomía» se refiere a la economía que realiza un uso inteligente de los recursos biológicos y renovables de la tierra y el mar como insumos para la producción de alimentos y piensos, la producción industrial y la producción de energía. Abarca también el uso de residuos y procesos biológicos en empresas sostenibles.

 

El observatorio recogerá datos para valorar la evolución de los mercados y realizar un inventario de las políticas regionales, nacionales y de la UE relativas a la bioeconomía, así como de la capacidad en el ámbito de la investigación e innovación y del alcance de las correspondientes inversiones públicas y privadas. El responsable de la coordinación de dicho observatorio será el Centro Común de Investigación, el servicio científico interno de la Comisión.

 

El observatorio consiste en un proyecto de tres años que comenzará en marzo de 2013. Su objetivo es que los datos recogidos se pongan a disposición pública en 2014 a través de un portal Web creado a tal efecto. De esta forma, se ofrecerá apoyo a las estrategias de bioeconomía regionales y nacionales que los Estados miembros están desarrollando en la actualidad. Además de proporcionar datos sobre la repercusión de la bioeconomía y sus respectivos sectores, el observatorio efectuará mediciones del rendimiento a través de indicadores sobre economía, empleo e innovación, y mediciones de la productividad, el bienestar social y la calidad medioambiental. Tendrá también una función de «vigilancia tecnológica» y «vigilancia de políticas» con el fin de realizar un seguimiento de la evolución de la ciencia y la tecnología, así como de las políticas relacionadas con la bioeconomía.

 

La bioeconomía en Europa representa ya cerca de 2 billones de euros y 22 millones de empleos. La Comisión está considerando una nueva asociación entre las bioindustrias de los sectores público y privado para acelerar el desarrollo del sector. Se prevé que la decisión se adopte en junio de 2013.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas