Facebooktwittermail

 

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha acompañado hoy al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la inauguración de la 37 edición del Salón Internacional del Automóvil que se celebra hoy en Barcelona

 

El Presidente se ha reunido con los principales representantes del sector del automóvil, los presidentes de las asociaciones de fabricantes, importadores, concesionarios y vendedores, así como con altos ejecutivos de estas empresas. Además, ha contado con la presencia del vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Industria, Antonio Tajani.

Posteriormente, se ha celebrado un almuerzo al que han asistido el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

El Presidente del Gobierno ha subrayado que en poco más de un año, la industria del automóvil ha comprometido 5.000 millones de euros en inversiones, lo que pone de manifiesto la confianza de estas compañías en el futuro de nuestro país.
Mariano Rajoy ha añadido que próximamente se concretarán nuevas inversiones en la industria automovilística por valor de más de 1.000 millones de euros, que supondrán un importante efecto multiplicador.

El apoyo expreso a la industria del motor, según el presidente, ha tenido un impacto visible en el sostenimiento de la demanda interna, el ahorro interno y el rejuvenecimiento de la flota. En este sentido, ha señalado que los dos planes PIVE, el Plan PIMA AIRE y las líneas de apoyo al vehículo eléctrico han supuesto un gran impulso para el sector y se mantendrán, si es necesario y la industria lo demanda, “cuanto más tiempo sea posible”.

Los grandes fabricantes mundiales han encontrado en España “el entorno más competitivo, flexible y fiable para consolidarse a la vanguardia de la industria internacional del automóvil”. “La apuesta del sector de automoción por España es la muestra más elocuente de que fuera de nuestras fronteras se nos ve como un país para invertir”, ha añadido.

Mariano Rajoy ha concretado que las inversiones en el sector suponen una inyección de casi medio punto del PIB, significan una apuesta clara por el crecimiento económico, un espaldarazo de la inversión extranjera y la reafirmación del liderazgo de la industria automovilística española, que es la primera potencia en Europa en fabricación de vehículos comerciales, segunda en producción total de vehículos y duodécima en el escalafón mundial.

El sector del automóvil ha inclinado a nuestro favor la balanza comercial con la Unión Europea y emplea a un 12% de la población activa. “Son, en su mayoría, puestos de trabajo de alta cualificación, con un porcentaje de contratos fijos del 85%. Miles de familias viven por y para el automóvil”, ha dicho.

En opinión del presidente, el sector del automovilístico está sabiendo sacar partido a las posibilidades que ofrece la reforma laboral. “Aprovechar el nuevo marco laboral para ser más competitivos es uno de los últimos logros de esta industria. Un logro que ha sido posible gracias a la cultura de la negociación de directivos, trabajadores y sindicatos empeñados en alcanzar acuerdos fructíferos para el futuro de las empresas y acuerdos buenos para los trabajadores y para la creación de empleo”.

 

Fuente: Ministerio de Industría, Energía y Turismo