Facebooktwittermail

  

Este trabajo, realizado en colaboración con la Universidad, ha sido publicado en la revista ‘Journal of Biological Chemistry’.

 

Investigadores del Hospital Universitario Puerta del Mar y de la Universidad de Cádiz (UCA) han realizado un hallazgo relacionado con los mastocitos, las células responsables de las alergias y del choque anafiláctico. En concreto, el Grupo de Metabolismo del Fosfato en Tejidos Humanos (CTS-554) ha logrado mostrar, por primera vez, cómo unos de sus compuestos de fosfato, denominados polifosfatos, están relacionados con su actividad inflamatoria.

 

Los efectos relacionados con los diferentes tipos de alergias afectan a gran parte de la población; el asma, la rinitis y la dermatitis son algunas de sus complicaciones más comunes. Los mastocitos son las células que reaccionan ante el contacto con los alérgenos y que liberan las sustancias que producen los síntomas de la alergia; el polifosfato se encuentra en los mastocitos, en unos gránulos específicos, y se secretan con la activación de la célula.

 

El descubrimiento del polifosfato en estas células abre nuevas perspectivas para entender mejor los procesos relacionados con la alergia y la inmunidad. Estos resultados provienen de varios años de investigación dedicados al estudio de las plaquetas humanas y algunas evidencias de otros grupos sugirieron que podrían existir estructuras similares en los mastocitos. Desde el año 2008, este grupo de trabajo empezó a investigar estas células, convencidos de que el estudio de estos gránulos -que son parecidos en plaquetas y mastocitos- puede llevar a encontrar nuevas funciones comunes a muchos tipos celulares de la sangre.

 

La dirección del trabajo surge por una colaboración entre uno de los directores de esta investigación y profesor de la UCA, Félix Ruiz, y la Universidad de Georgia, en Estados Unidos. Además, han participado en este estudio los investigadores David Moreno y Laura Hernández, durante la realización de sus tesis doctorales.

 

Este hallazgo ha sido publicado con fecha 3 de julio de 2012 en la revista Journal of Biological Chemistry, una de las publicaciones del sector más citadas en el ámbito internacional.

 

Fuente: Junta de Andalucía