Facebooktwittermail

 

Un equipo de expertos en Sanidad Animal, coordinado por el profesor Antonio Arenas y en colaboración con los productores de leche, analizarán las explotaciones afectadas para diseñar un protocolo de control que evite nuevas infecciones

Seis meses es el plazo establecido por un equipo científico del Campus de Excelencia Internacional en Agroalimentación ceiA3 en la Universidad de Córdoba para desarrollar el primer estudio epidemiológico sobre alfatoxinas en leche de vaca en Andalucía. Un trabajo que coordinará el catedrático Antonio Arenas y financiará en parte la Asociación de Frisona Andaluza y que persigue buscar una solución definitiva a un problema que ha provocado la destrucción de 2 millones de kilos de leche en los últimos seis meses en Andalucía.

La contaminación de la leche por aflatoxinas está provocada por la ingesta de cereales, fundamentalmente maíz, infectado por un hongo habitual en las cosechas. Sus efectos sobre la salud humana son nefastos, ya que están relacionadas con la aparición de determinados tipos de cáncer y problemas hepáticos. La legislación europea pone límites muy restrictivos a la existencia de estas aflatoxinas en la leche destinada al consumo humano: 50 partes por trillón, 10 veces más que las leyes norteamericanas.

Desde la pasada primavera, algunas explotaciones andaluzas, catalanas, extremeñas y castellanoleonesas han superado dichos límites, lo que ha obligado a destruir 2 millones de kilos de leche en 6 meses sólo en explotaciones andaluzas, asegurando así que la leche infectada no ha llegado al mercado.

La cifra, sin ser aún letal para el sector, sí está suponiendo un grave problema para los ganaderos, según ha explicado esta mañana Antonio Casas, presidente de la Asociación Frisona Andaluza, en la presentación del acuerdo que permitirá a los veterinarios del ceiA3 acometer el estudio.

Antonio Arenas, responsable del mismo, ha explicado que se analizarán factores de riesgo y los modelos de gestión del problema en las diferentes explotaciones ganaderas para tratar de diseñar protocolos de actuación que introduzcan medidas correctoras que eviten nuevas infecciones.

Para Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios, el estudio del ceiA3 resulta fundamental para atajar un problema que afecta “al mercado global” y que exige un “un mayor control fronterizo que evite que se descarguen en los puertos españoles cereales infectados”. En esta línea, el portavoz de los veterinarios españoles ha elogiado la transparencia con la que está actuando el Gobierno andaluz y la rápida reacción del sector ganadero y, especialmente, de la comunidad científica. En este sentido, el coordinador general del ceiA3 y vicerrector de Política Científica de la Universidad de Córdoba, Justo Castaño, ha insistido en subrayar el ofrecimiento del ceiA3 y de sus equipos de investigación para buscar soluciones a los problemas agroalimentarios no sólo del sector productivo, sino de los consumidores.

 

Fuente: ceiA3