Facebooktwittermail

Cada día se generan billones de bytes de información en internet, pero almacenada de forma dispersa y no estructurada; esto es lo que se conoce como Big Data

Un estudio coordinado por el grupo de investigación Big Data and Business Intelligence in Social Media de la Universidad de Sevilla trata de ver las interacciones que se crean entre las personas que forman una comunidad de innovación abierta para identificar a los líderes de opinión y su influencia en el resto de la comunidad así como analizan las comunidades de código abierto y comunidades de opinión (boca a boca electrónico).

Cada día se generan billones de bytes de información en internet, pero almacenada de forma dispersa y no estructurada. Esto es lo que se conoce como Big Data, y a los expertos les interesa crear valor a partir de esta información Por ejemplo, conocer de qué manera se comparte el conocimiento en comunidades virtuales y cómo impulsar la generación de innovaciones, cómo evolucionan los temas tratados y de qué manera van cambiando a lo largo del tiempo, o qué papel desempeñan los usuarios líderes y cómo afectan a las decisiones de compra.

La profesora del Departamento de Administración de Empresas y Comercialización e Investigación de Mercados (Marketing), Rocío Martínez, explica que como ejemplo de comunidad de innovación abierta han estudiado el caso de la cadena internacional de cafeterías Starbucks. “En 2013 recibió un total de 99.528 ideas, de las cuales el 0.9 % (897 propuestas) las ha tenido en cuenta o las está contemplando en este momento”.

La profesora Martínez dirige un nuevo proyecto de investigación de excelencia de la Junta de Andalucía en el que bajo el epígrafe Análisis del Paradigma del Software de Código Abierto desde la Perspectiva del Análisis Semántico y del Análisis de Redes Sociales van a tratar de determinar cuáles son los usuarios líderes en distintas comunidades y si existe alguna relación entre las personas que comparten información en distintos sitios de la red. “Queremos ver si un usuario que suele comentar en foros de viajes, por ejemplo, también es activo en otras redes temáticas”, comenta esta investigadora.

 

Fuente: Universidad de Sevilla