Facebooktwittermail

La investigación en el mercado solar español se mantiene activa a pesar de la crisis tal y como demuestra el proyecto LIMA que cuenta con financiación europea.


Reducir los constes de fabricación de las células fotovoltaicas es el objetivo principal de este proyecto que busca, además, incrementar la eficiencia de la unidad producida. Para lograrlo, se aplican técnicas innovadoras que provienen de áreas tan diversas como la microelectrónica o de países como Alemania o Australia. Las expectativas han sido cumplidas: las células solares de silicona tuvieron una eficiencia del 18%.

 

El proyecto incorpora nuevos mecanismos que consisten en aprovechar las ondas que se producen en las superficies metálicas o los cristales de silicona conocidos como “quantum dots” que absorben los rayos UVA. De esta forma, se ha permitido una colaboración e intercambios de conocimiento entre formadores y estudiantes contribuyéndose a crear nuevas oportunidades de investigación.

 

El resultado de esta colaboración entre España, Australia, Alemania e Italia y de la aplicación de fondos europeos, explicado en términos simples, proporcionará nuevos mecanismos LED que convierten la energía eléctrica en una luz más radiante que con la que contamos en la actualidad.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas