Facebooktwittermail

 

Un grupo de investigación andaluz ha desarrollado una metodología para la integración de los dispositivos sensores en un sistema automatizado y repetitivo de reconocimiento de aromas para el control de calidad de los alimentos y de la calidad del aire. Su funcionamiento se basa en el cambio de una propiedad física del material sensible (conductividad eléctrica, absorción de luz, etc.) en presencia del gas o compuesto volátil. Dicho cambio es fácilmente monitorizable y traducible en una señal electrónica. Estos sensores pueden ser de interés para empresas del sector alimenticio relacionadas con el control de calidad o que necesiten determinar propiedades organolépticas de un modo objetivo. El grupo está interesado en establecer acuerdos comerciales con asistencia técnica.

Referencia MITAndalucía: MIT_TO-0009599

 

Más información: 

http://www.juntadeandalucia.es/economiainnovacionyciencia/mitandalucia/?q=ver_perfil&id_perfil=0009599