Facebooktwittermail

 

La Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM) ha puesto en funcionamiento esta semana un centro de colaboración científica global inédito en Europa: el Centro Internacional de Diagnóstico (IDC). Esta nueva instalación tiene el cometido de servir de centro de referencia, foro y organismo dedicado al aprendizaje que aborde prioridades y retos relacionados con el diagnóstico relevantes para los científicos dedicados a este campo.

 

El IDC trabajará con científicos de más de cien países de África, Asia y Sudamérica y emprenderá investigaciones innovadoras destinadas a crear y aplicar procedimientos nuevos que permitan obtener diagnósticos más rápidos, precisos y rentables. Sus promotores coinciden en que sus condiciones son ideales para facilitar y acelerar el acceso a métodos de diagnóstico de calidad probada en los países en desarrollo, mejorar los cuidados proporcionados a los pacientes y orientar las estrategias de control de las enfermedades.

 

Durante la inauguración del IDC, que tuvo lugar el 8 de noviembre, la Dra. Rosanna Peeling, profesora y responsable de Investigación sobre Diagnóstico de la LSHTM, se refirió al futuro del centro y los beneficios que generará: «Una nueva generación de pruebas de diagnóstico podría salvar en los próximos años a millones de personas de enfermedades mortales como el SIDA y la tuberculosis. Me enorgullece presentar hoy el IDC, centro que dará un nuevo impulso a nuestra labor y que creará una masa crítica de capacidades con las que solucionar las desigualdades que existen en el acceso a los métodos de diagnóstico, orientar la atención a pacientes basada en indicios y reforzar los sistemas sanitarios.»

La Dra. Peeling no es ajena a la importancia del diagnóstico pues ha ejercido como coordinadora científica y directora de Investigación sobre el Diagnóstico en el Programa Especial UNICEF/PNUD/Banco Mundial/OMS de Investigaciones y Enseñanzas sobre Enfermedades Tropicales (TDR) con sede en la Organización Mundial de la Salud (OMS) de Ginebra (Suiza).

 

La puesta en marcha del centro también se interpreta como una muestra contundente de apoyo al campo del diagnóstico, cuyo valor para la sanidad global se considera en ciertos círculos subestimado debido a que la financiación por norma general se destina al desarrollo y la administración de intervenciones terapéuticas y vacunas. No obstante, sus defensores no dudan en señalar que ciertos progresos importantes y recientes, en concreto en cuanto al diagnóstico de la malaria, el VIH, la sífilis y otras infecciones en los centros de atención, son capaces de mejorar considerablemente la calidad de la atención clínica para aquellos que carecen de ensayos de laboratorio. Además podría mejorar sobremanera la vigilancia de enfermedades infecciosas, sobre todo las que se pretende erradicar.

 

Cabe reseñar que la falta de normas de calidad aplicables a la evaluación y la regulación de procedimientos de diagnóstico también ha provocado que proliferen la venta y el uso de pruebas diagnósticas de baja calidad y sin eficacia demostrada, situación que desincentiva que aquellas empresas que sí disponen de ensayos de calidad compitan en el mismo mercado.

 

La entrada en funcionamiento del IDC crea una masa crítica de investigadores comprometidos a emplear métodos multidisciplinarios e integrados para dar solución a los problemas más acuciantes. El centro, gracias a su labor vanguardista de investigación y desarrollo de procedimientos diagnósticos accesibles y sujetos a un control de calidad, promoverá la relevancia de las técnicas de diagnóstico para la sanidad mundial. El centro también será básico para lograr que esta sea la «Década del Diagnóstico» pues trabajará para que se logren los Objetivos de Desarrollo del Milenio, se salven vidas y se fortalezcan los sistemas de salud.

 

La LSHTM ya ha logrado varios resultados positivos en este campo, como un trabajo pionero sobre la evaluación de la rentabilidad y utilidad de pruebas de diagnóstico rápido no basadas en laboratorios para la malaria y la participación en un estudio reciente con colaboradores de Malawi sobre un sistema de autodiagnóstico para el VIH que supuso uno de los pilares para el uso de este tipo de pruebas en poblaciones con una elevada prevalencia del VIH. También participó recientemente en una investigación sobre pruebas de diagnóstico rápido nuevas para la sífilis a resultas de la cual todos los países participantes en el estudio modificaron sus políticas y recomendaron la implantación de pruebas rápidas prenatales que lograrán salvar miles de vidas.

 

Para más información, consulte:

 

Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM):
http://www.lshtm.ac.uk/

 

Objetivos de Desarrollo del Milenio:
http://www.un.org/spanish/millenniumgoals/

 

Fuente: CORDIS