Facebooktwittermail

 

La UE financia un proyecto destinado a crear un centro de investigación sobre energía marina en el norte de Escocia que cuente con el apoyo y el reconocimiento de la comunidad internacional.

El «Congreso internacional sobre energía oceánica» (ICOE), celebrado recientemente en Halifax (Canadá), proporcionó a los miembros del proyecto MERIKA la oportunidad de entablar asociaciones con investigadores e instituciones del otro lado del Atlántico. MERIKA, dirigido por la Universidad de las Highlands e Islas (UHI), en el norte de Escocia, se propone crear un centro de investigación e innovación en materia de energía marina en una de las regiones más apartadas de Europa.

Durante el congreso, en el que se difundieron conocimientos e información sobre la investigación en materia de energía renovable marina, quedaron patentes los intereses complementarios de MERIKA y los del Instituto de Energía Oceánica de la Universidad Acadia, el Colegio del Atlántico Norte y el Colegio Comunitario de Nueva Escocia. El refuerzo de la colaboración internacional con distintos interesados del sector de la energía marina es uno de los objetivos principales del proyecto, como también lo es el desarrollo de las capacidades científicas y la mejora de las infraestructuras de la Facultad de Ciencias, Salud e Ingeniería de la UHI.

Por tanto, hasta su finalización en julio de 2017, el proyecto tratará de convertir dicha facultad en un centro de ciencia e innovación para toda Europa dedicado a la energía marina. De este modo se facilitará la realización de investigaciones allí donde se encuentran en abundancia los recursos necesarios, esto es, viento y olas. Los océanos ofrecen una fuente de energía enorme y apenas aprovechada en forma de olas de superficie, flujos de fluidos, gradientes de salinidad y calor.

El proyecto, gracias a la colaboración de otras siete instituciones científicas europeas asociadas, aprovechará el enorme potencial de la energía eólica y undimotriz en el norte de Escocia. Este país logrará así garantizar su seguridad energética, su desarrollo económico y su sostenibilidad económica.

Todos estos objetivos son fundamentales para la política de la región. La administración escocesa redactó recientemente varios planes destinados a satisfacer en 2020 la demanda de electricidad al completo mediante recursos renovables. Debido además a que la mayoría de los recursos disponibles para el desarrollo de las tecnologías relacionadas con las olas y la marea se encuentran en la región de las Highlands e Islas de Escocia, el proyecto MERIKA desempeñará una función crucial en lograr estos propósitos.

La Universidad de las Highlands e Islas es por tanto un emplazamiento ideal, si bien apartado, para dar solución a los retos propuestos. Esta institución ya se ha labrado un nombre como centro especializado entre la comunidad investigadora europea. MERIKA ofrecerá la posibilidad de aprovechar ese prestigio y establecer un centro de referencia clave sobre energía renovable marina a nivel mundial.

Para que Escocia logre alcanzar sus objetivos al respecto, no cabe duda de la necesidad de mejorar con urgencia las técnicas de previsión meteorológica disponibles y crear instalaciones capaces de extraer energía con eficacia sin dañar el entorno.

Los objetivos de MERIKA también concuerdan con el objetivo de la UE para 2020 de extraer el 20 % de su energía de fuentes renovables. Este aumento en el porcentaje energético correspondiente a las renovables permitirá a la Unión reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, reducir la dependencia de las importaciones de energía, impulsar la industria dedicada a las energías renovables y fomentar la innovación tecnológica.

Para más información, consulte:

MERIKA
http://www.uhi.ac.uk/en/merika

 

Fuente: Cordis