Facebooktwittermail

El informe presenta diferentes medidas adoptadas por algunas instituciones tanto nacionales como internacionales en la gestión de los datos científicos de investigación en abierto. El documento propone unas bases para la correcta gestión de los datos de investigación.

  

La Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), ha elaborado el “Informe preliminar para la conservación y reutilización de los datos científicos en España”, un documento que refleja los aspectos relevantes que intervienen en la gestión de los datos de investigación en los repositorios científicos, desde su definición, tipología, actores implicados, ejemplos de buenas prácticas para su gestión, además del panorama general de la situación en España.

 

El informe es fruto de un grupo de trabajo que se puso en marcha en 2012 en el que participaron expertos adscritos a las Universidades Carlos III (UC3M) y Complutense de Madrid (UCM), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Alicante (UA), el Centro de Servicios Científicos y Académicos de Cataluña (CESCA), el Instituto Juan March, la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y la Universidad Politécnica de Valencia (UPV). Este grupo de trabajo forma parte del proyecto RECOLECTA que gestiona la FECYT en colaboración con la Red de Bibliotecas Universitarias Rebiun y que persigue la constitución de una red de repositorios científicos e interoperables como infraestructura que facilita el Open Science o ciencia en abierto.

 

Requisitos para una buena gestión de los datos científicos.

Este informe pretende sentar las bases para la gestión de los datos de investigación, que están empezando a reconocerse como una fuente de conocimiento independiente de las publicaciones científicas. Según la Universidad Australiana de Melbourne los datos de la investigación son hechos, observaciones o experiencias en que se basa el argumento, la teoría o la prueba. Por otra parte, el movimiento Open Data, en el marco del Open Access, define los datos abiertos como aquéllos que se pueden usar, reutilizar y redistribuir sin otra restricción que el requisito de atribución o compartir igual.

 

El informe describe los tipos de datos de investigación (numéricos, descriptivos, visuales), en qué formato se deben archivar, cómo deben ser las etapas que abarca su gestión, qué tipo de infraestructuras son necesarias, así como el marco legal relacionado con la preservación y la divulgación de los mismos.

 

El informe quiere contribuir a que las futuras iniciativas que, en el marco de la nueva Ley de la Ciencia, va a ser necesario adoptar para la gestión de los datos utilizados en la actividad investigadora, tengan un marco de referencia en los aspectos de gestión, infraestructura tecnológica, ciclos de vida, formatos y preservación de los datos, incluyendo enlaces a ejemplos de buenas prácticas que pueden ayudar a clarificar la complejidad en la gestión de este tipo de información y conocimiento.

 

Fuente: FECYT