Facebooktwittermail

Se trata de la parte práctica de un seminario ofrecido en Granada por el Grupo Marwen, con sede en Geolit, que ha traído al Parque a investigadores y expertos de todo el arco mediterráneo

Una quincena de expertos, investigadores y responsables gubernamentales en asuntos energéticos de unos 15 países del arco mediterráneo han conocido en Geolit la aplicación práctica de sistemas energéticos sostenibles. En definitiva, han podido comprobar de primera mano cómo una central de biomasa puede producir frío y calor para abastecer de climatización a un Parque Científico y Tecnológico a partir de los restos de poda. También han visitado el Parsol, el aparcamiento con placas solares fotovoltaicas para la generación de energía eléctrica con la que se suministra la electricidad al Parque.

 

Los expertos llegan de la mano del Grupo Marwen, grupo de empresas con sede en Geolit, que está impartiendo un curso formativo en Granada, al que asisten representantes de países como Iraq, Marruecos, Jordania, Líbano, Siria, Libia, Sudán o Túnez. El perfil de los asistentes ha sido científicos, y sobre todo altos funcionarios especializados en la planificación y evaluación de eficiencia energética con responsabilidad en los diferentes ministerios con competencias en Energía y Medio Ambiente, de sus respectivos países de procedencia.

 

La Fundación Euro-Árabe en colaboración con la Liga de los Estados Árabes y el Centro Regional de Energías Renovables y Eficiencia Energética, han organizado esta formación avanzada sobre la Planificación y Gestión de Eficiencia Energética.

 

Central de climatización
La central de climatización de Geolit, basada en la generación de energía a través de Biomasa, es capaz de abastecer a una superficie de 34.000 metros cuadrados, correspondientes a las parcelas en las que se localizan algunos de sus edificios más emblemáticos del parque como el Complejo Tecnológico de Servicios Avanzados, el Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal, entre otros.

 

Este sistema aporta, entre otras, las siguientes ventajas a sus usuarios: es más eficiente energéticamente; permite un ahorro económico importante; el impacto ambiental es menor; evita riesgos y suciedad, amplía los espacios, y elimina las operaciones de mantenimiento o reparación. Las instalaciones de este sistema centralizado constan de un edificio singular, con todos los elementos y maquinaria necesarios para la producción de agua caliente y fría, así como de los grupos de bombeos utilizados para su impulsión hasta los distintos puntos de consumo.

 

Fuente: Geolit