•    El Foro Innovatec ha acogido una mesa redonda en la que diferentes expertos han señalado la importancia que hoy cumplen el trinomio Universidad-Ciencia-Empresa como instrumentos del sistema de innovación y desarrollo en nuestro país y como pilares fundamentales para salir de la actual crisis económica.

 

•    En la mesa redonda han intervenido Francisco Gordillo, subdirector Jefe de Estudios de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla, Francisco Gordillo, el presidente de Isotrol y del Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), José Luis Calvo; y el director general de Biomedal, Ángel Cebolla.

 

•    Tras la mesa redonda se ha hecho entrega de los II Premios Cartuja, convocados por el Parque Científico y Tecnológico Cartuja, en los que se ha reconocido la labor de las empresas Inerco, Biomedal, Isotrol, Novayre y Faico, así como de un premio honorífico a título póstumo a José María Benjumea, arquitecto y director técnico del PCT Cartuja.

 

Expertos del ámbito empresarial, tecnológico y académico han participado este mediodía en una mesa redonda del Foro Innovatec, promovido por Cartuja 93, sociedad gestora del PCT Cartuja, y la Obra Social Cajasol, en la que han destacado la necesidad de reforzar la relación entre Universidad, Ciencia y Empresa para poder reactivar la economía en Andalucía y España y superar la actual situación de crisis por la que está atravesando la sociedad. En la mesa redonda han intervenido Francisco Gordillo, subdirector Jefe de Estudios de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Sevilla, Francisco Gordillo, el presidente de Isotrol y del Instituto Andaluz de Tecnología (IAT), José Luis Calvo; y el director general de Biomedal, Ángel Cebolla.

 

Durante la mesa redonda, los ponentes señalaron la importancia que hoy cumplen el trinomio Universidad-Ciencia-Empresa como instrumentos del sistema de innovación y desarrollo en nuestro país y como pilares fundamentales para salir de la crisis, y crear riqueza y empleo. Así, Francisco Gordillo defendió el papel que ejerce la Universidad y la Ingeniería como generador del conocimiento y de la trasferencia de tecnología que posteriormente se traslada al campo empresarial, haciendo hincapié en tres aspectos en los que centra su actividad la ETSI de Sevilla: la formación de ingenieros y profesionales de alta cualificación, la colaboración con las empresas y la industria, y el fomento y creación de Empresas de Base Tecnológica (EBT’s). En este sentido, Gordillo indicó que “tener una Escuela de Ingenieros fuerte como motor de desarrollo es fundamental para dinamizar la economía, ya que los egresados son los que sustentan a las empresas en el futuro”, y resaltó la labor que realiza AICIA, la Asociación para la Investigación y Cooperación Industrial de Andalucía, que cuenta con la experiencia de 30 años canalizando la colaboración con el ámbito industrial y finalizó 2011 con más de 12 millones de euros de facturación. “Está considerada la segunda entidad tecnológica a nivel nacional y primera a nivel autonómico por contratos con empresas”, afirmó., el subdirector de la ETSI.

 

Además, recordó que 17 de las EBT’s que se han creado en la Universidad de Sevilla pertenecen a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería, “por lo que estamos apuntando a una buena dirección”. Por último, destacó otras iniciativas que se están desarrollando desde la Universidad para fomentar el emprendimiento y el acercamiento al mundo de la empresa, como la Oficina del Emprendedor o la organización de asignaturas sobre esta materia en diferentes carreras y titulaciones.

 

José Luis Calvo, por su parte, abogó por realizar una reflexión sobre el cambio de mentalidad necesario para salir de la crisis económica, en la que es indispensable replantear la eficiencia y gestión de los recursos disponibles para llegar a las metas y objetivos propuestos. El presidente del IAT subrayó que “la crisis no está siendo gestionada por los mejores profesionales, y eso se debe corregir. Hoy es el mercado el que decide y por ello es importante estar preparado de la mejor manera posible”. Calvo afirmó que para ello hay que separar los conceptos de inversión y gasto, de manera que se pueda apostar por aquellos sectores competitivos y emergentes, los que aportan mayor valor a la actividad productiva, al tiempo que señaló la conveniencia de ser más selectivos, también en el proceso de formación de los jóvenes, y apostar por una mayor cualificación a todos los niveles. “Hoy hay que preocuparse también por los ciclos formativos medios y superiores, de las que hoy tenemos un mayor déficit en el mercado andaluz y español”, dijo.

 

Por último, el director general de Biomedal, Ángel Cebolla, hizo un análisis de la situación de la innovación en Europa y España en los últimos años, y del descenso de las inversiones en I+D+i que se ha venido produciendo en esta materia en algunas regiones como Andalucía, así como de la necesidad de impulsar una mayor trasferencia de la investigación y actividad científica a la actividad comercial. “España ha ido aumentando el número de investigaciones y artículos publicados en revistas científicas y destina un promedio de recursos por investigador parecido al Reino Unido, pero ha bajado en patentes, es decir, en la aplicación de ese conocimiento”, afirmó.

 

Cebolla manifestó que hay que apostar por negocios de base tecnológica y capital riesgo, que sumados a la investigación, una política de compra pública y el emprendimiento dan hoy como resultado la verdadera innovación, la que se abre posiciones en el mundo empresarial. En su intervención, el director general de Biomedal puso como ejemplo el éxito de las empresas tecnológicas, “que somos pequeñas escuelas de negocios y de emprendedores que actúan como factor clave para medir el rendimiento de la innovación empresarial”. Por último, defendió la necesidad de adquirir una mayor conciencia de equipo en la sociedad española, a todos los niveles, empezando por la educación, para poder trabajar juntos y que la relación entre Universidad, Empresa y Ciencia sea más fuerte y actúe como dinamizador de la economía. “Hay que mentalizarse de que el éxito ajeno de una empresa o un investigador sea compartido, de que nos alegremos de ello. Es indispensable para poder avanzar y crecer en todos los aspectos”, sentenció.

 

Tras la mesa redonda tuvo lugar el acto de entrega de la segunda edición de los Premios Cartuja, convocados por el Parque Científico y Tecnológico Cartuja, en los que se ha reconocido la labor de las empresas Inerco, Biomedal, Isotrol, Novayre y Faico, ubicadas en el recinto. Asimismo, se ha hecho entrega de un Premio Honorífico a título póstumo a José María Benjumea, arquitecto y director técnico del PCT Cartuja, fallecido el pasado mes de junio.

 

Foro Innovatec
El Foro Innovatec, promovido por Cartuja 93 y Cajasol, fue el primer foro de Innovación y Tecnología de Andalucía. Inició su andadura en el año 2001 con el objetivo de promover la cultura de la innovación y la tecnología en la comunidad y en él han vertido en estos años sus reflexiones acerca de la innovación algunos de los científicos, empresarios directivos y políticos más destacados de nuestro país.

 

Fuente: INNOVATEC