Facebooktwittermail

 

La base del criostato, que albergará todo el dispositivo, ha sido diseñado por el CIEMAT y construido por la empresa española Idesa
Este proyecto, con un coste estimado de 350 millones, apoyará a los experimentos de ITER y se espera que entre en funcionamiento en 2019
Japón ha iniciado el montaje del reactor de energía de fusión JT60SA con tecnología española. Autoridades y representantes industriales japoneses y europeos han colocado en Naka el primer elemento del proyecto, la base del criostato, una gran vasija que envuelve al reactor diseñada por el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), construida por la empresa española Idesa y financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad.

El JT60SA es un proyecto de la Unión Europea y Japón que operará como experimento satélite del ITER, el proyecto de fusión actualmente en construcción en el sur de Francia. El coste del proyecto JT60SA está estimado en unos 350 millones de euros y su puesta en marcha se espera para principios de 2019.

La base del criostato construida en España es una gran vasija de vacío, de unos 12 metros de diámetro y unas 220 toneladas de peso, que envuelve al reactor para mantenerlo al vacío (con una presión cien millones de veces por debajo de la atmosférica) y soportando un peso de 1.500 toneladas. Está hecha de acero especial, con un peso de 240 toneladas, y ha requerido un diseño muy elaborado para poder trabajar con grandes diferencias de temperatura sin deformarse lo más mínimo, algo que causaría inmediatamente la pérdida del vacío. El diseño y los cálculos de ingeniería se han realizado en el CIEMAT y el componente lo ha construido la compañía Ideasa en Avilés.

La participación de España en el proyecto JT60SA se enmarca en un acuerdo bilateral Europa-Japón que en su día permitió traer a Europa el proyecto ITER, (por el que también competía Japón). En este acuerdo se estableció que España acogiera la sede de la Agencia Europea del ITER en Barcelona, dando trabajo a 300 personas de alta cualificación y que supone una inyección para la economía española superior a los 30 millones de euros anuales.

Proyecto ITER

El experimento ITER tiene como objetivo crear energía sin generar efecto invernadero, gases ni residuos radiactivos de vida larga. Ampliamente reconocido como uno de los grandes proyectos científicos internacionales, está liderado por la UE, con fuerte compromisos de EEUU, Japón, Rusia, China, India y Corea del Sur. El programa de la UE de investigación de la fusión es uno de los líderes mundiales gracias a la experiencia y conocimiento acumulado por la estrecha cooperación entre los laboratorios nacionales de fusión en las últimas décadas.

Un buen ejemplo de este esfuerzo conjunto es el conjunto de proyectos de vanguardia conocidos como el ‘Broader Approach’, dirigido a complementar el proyecto ITER, entre los que destacan este experimento JT60SA de Japón cuya fase de montaje se inaugura hoy.

 

Fuente: Ministerio de Economía y Competitividad