Tras la reciente entrada en vigor del nuevo Reglamento Financiero, la Comisión ha adoptado sus nuevas normas de desarrollo. Gracias a unos procedimientos más simples, a partir del 1 de enero de 2013 mejorará la concesión de fondos de la UE a las empresas, ONG, investigadores, estudiantes, municipios y otros beneficiarios. La nueva normativa refuerza la transparencia e introduce un mayor grado de responsabilidad para quienes se ocupen de las finanzas de la UE. Incluye mayores posibilidades de utilizar cantidades fijas únicas y tipos fijos para pequeños importes, elimina la necesidad de cumplimentar los mismos datos pormenorizados cada vez que se soliciten fondos comunitarios e introduce solicitudes en línea, por lo que se reduce la carga administrativa, que se traducirá en un acceso más sencillo y plazos más breves para lograr financiación, así como otras muchas novedades.

 

Más información

 

Fuente: Comisión Europea