Facebooktwittermail

Los laboratorios del Centro Tecnológico del Plástico son uno de los pocos que están acreditados por ENAC para la realización de estas pruebas

 

El Centro Tecnológico del Plástico de Andalucía (Andaltec) ya ha realizado cerca de medio centenar de ensayos de migración del plástico a los alimentos a empresas de toda España, unas pruebas obligatorias para garantizar a los consumidores que los envases son seguros y no transmiten sustancias a los alimentos que contienen. Los laboratorios de Andaltec están acreditados por ENAC bajo la ISO/IEC 17025 en los ensayos de migración global por inmersión total: UNE-EN 1186-2 y 1186-3 para aceite y alimentos acuosos, y en breve también se acreditarán el resto de ensayos de migración: en bolsa, en célula y por llenado. En este sentido, Andaltec es la única entidad de Andalucía que cuenta con esta prestigiosa acreditación de calidad de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) para la realización de estas pruebas.

 

Estos ensayos son solicitados por firmas fabricantes de láminas y películas de plástico alimentario, así como por industrias envasadoras de alimentos. “Son ensayos que sirven para medir la cantidad de plástico que se transmite al alimento que se envasa. Estas cantidades que migran del envase al alimento están muy controladas por la legislación europea, y las empresas están obligadas a asegurar que los alimentos que venden no se verán contaminados por el envase mediante la Declaración de Conformidad”, explica José Manuel López, responsable de los laboratorios de Andaltec.
 
Estos ensayos consisten en la exposición de los materiales y envases de plástico a unos simulantes de alimentos, en unas condiciones que dependen del uso que se le vaya a dar. “No es lo mismo un plástico para envasar pescado congelado a -20ºC, que para calentar precocinados con aceite en microondas a 80ºC, por lo que cada prueba se personaliza según las necesidades de la empresa y sus productos”, indica López. Los límites permitidos de migración también dependen del sector al que van dirigidos ya que, por ejemplo, los límites para envases que se usarán en la alimentación de bebés son mucho más severos con el fin de preservar su salud.
 
Además, dentro de la cantidad de plástico que puede migrar al alimento, pueden encontrarse una serie de sustancias que tengan una especial peligrosidad y que tienen más restringida la cantidad que pueden migrar. Estos ensayos se llaman de Migración Específica y también son realizados por los especialistas de Andaltec. De esta forma, José Manuel López recuerda a las empresas de envases alimentarios de Andalucía y de otras regiones que tienen a su disposición los laboratorios del centro para realizar estos ensayos con la mayor fiabilidad.
 
Andaltec es un centro tecnológico creado en el año 2005, impulsado por una treintena de patronos entre los que se encuentran importantes empresas del sector del plástico e instituciones públicas y financieras. El objetivo del Centro Tecnológico del Plástico, que posee una plantilla de más de 75 profesionales, es ayudar a las empresas del sector a mejorar su competitividad y productividad de forma sostenible, dando un valor añadido al producto a través de la innovación. El centro cuenta con una amplia y moderna sede en Martos (Jaén), donde dispone de la última tecnología en software y laboratorios para desarrollar proyectos de I+D+i.

 

Fuente: Andaltec