Facebooktwittermail

Drones que localizan las zonas en llama, dispositivos antivuelcos para vehículos de extinción y un kit de seguridad que genera un espacio de vida durante un incendio, son algunas de ellas

El Parque Científico de Córdoba, Rabanales 21, ha sido escenario de una exhibición de nuevas tecnologías aplicadas a los servicios de extinción de incendios y desarrolladas por las empresas cordobesas DTA, Azor y Safety Zone; las dos primeras, ubicadas en el Parque.

 

En concreto, se han mostrado drones que localizan las zonas en llama, dispositivos antivuelcos para vehículos de extinción y un kit de seguridad que genera un espacio de vida durante un incendio.

 

En la presentación del acto, el presidente del Parque Científico Tecnológico de Córdoba, Manuel Pineda, ha mostrado su satisfacción ante este ejemplo de transferencia del conocimiento de la Universidad de Córdoba a la empresa, fomentado en el seno del propio Parque Tecnológico.

 

Por su parte, el delegado provincial de la consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, José Ignacio Expósito, ha hecho hincapié en que desde el Gobierno Andaluz se apuesta por la Innovación porque es “acelerador” de los cambios que Andalucía debe afrontar en su modelo productivo y por la investigación científica y técnica porque es un “recurso esencial” para dotar de mayor valor añadido a la economía de la Comunidad.

 

El gerente del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, Juan Carlos Jurado García, ha destacado la labor de estas empresas que han dirigido sus esfuerzos en investigación destinada a salvar vidas.

 

Finalmente, el presidente de la Asociación Clúster Innovación de Defensa, Mariano Chacón, ha recordado la importancia de apoyar la investigación para fomentar el desarrollo empresarial.

 

La empresa cordobesa DTA EBT, ha presentado su sistema Inclisafe, el primer dispositivo universal de aviso de riesgo de vuelco, aplicado a vehículos de extinción de incendios. Esta tecnología, que ya ha sido implementada para ser utilizada en tractores agrícolas y blindados del ejército, muestra ahora sus potencialidades en el campo de los camiones de bomberos.

 

Por su parte, Azor S.L., empresa ubicada en Rabanales 21, mostrará las aplicaciones que tienen las aeronaves no tripuladas o drones (UAV), en las labores de extinción de incendios. Para ello los profesionales de Azor han hecho volar uno de sus aparatos, equipado con una cámara térmica.  Una de las ventajas de estos dispositivos, además de la económica, es que pueden volar durante la noche, cuando los medios aéreos tradicionales no pueden operar.

 

Esta empresa cordobesa, ubicada en Rabanales 21, ha sido la primera que ha utilizado drones para ayudar en la extinción de incendios.

La empresa Safety Zone ha presentado un kit integral de seguridad que funciona generando un espacio seguro, un “triángulo de vida” en situaciones hostiles, como acorralamientos, mediante un dispositivo y un procedimiento de actuación. Esta tecnología permite generar una pantalla de agua que protege a los bomberos y su camión en caso de verse rodeados por el fuego.

 

Durante la exhibición se ha podido comprobar cómo un equipo de bomberos puede sobrevivir gracias a este kit en una situación extrema donde el viento alcanza rachas de 70 kilómetros horas, generando llamaradas de fuego y elevando la temperatura hasta los 600 grados.

 

Esta tecnología ya ha despertado el interés del servicio de extinción de incendios de Chile, que desea incorporar esta nueva herramienta para sus equipos de bomberos.

 

Fuente: Rabanales 21