Facebooktwittermail

 

Tras intervenir en la inauguración del seminario Innovagro, la consejera de Agricultura ha asistido a una reunión de la Fundación Agrópolis

 

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha participado en Córdoba en la inauguración del seminario internacional que organizan la Red de Gestión de la Innovación del Sector Agroalimentario (Innovagro) y el Campus de Excelencia Internacional en Agroalimentación (CeiA3) centrado en las redes internacionales de innovación en agroalimentación. En este foro, Víboras ha destacado “la importante labor” que realiza Innovagro “fomentando la colaboración y las alianzas en materia de innovación agroalimentaria a ambos lados del Atlántico”.

 

Víboras ha recordado que el agroalimentario es un sector que tiene “un papel estratégico” en Andalucía “por su importancia económica y social”, motivo por el cual desde la Junta de Andalucía “siempre hemos fomentado la innovación y la transferencia de tecnología”. “Contamos con un potente sector agroalimentario que produce alimentos muy apreciados en los mercados internacionales y con un valor significativo a nivel europeo”, ha comentado.

 

Sin embargo, como ha recordado la consejera, para que este sector siga siendo “un motor de crecimiento” es necesario “seguir invirtiendo en I+D+i y así mejorar en rentabilidad, valor añadido y sostenibilidad”. Al respecto, ha hecho hincapié en que hay que convencerse de que “este esfuerzo que hacemos hoy siembra la rentabilidad de mañana” y ser conscientes de que “se obtienen mayores avances si trabajamos en red, aprovechando los recursos y generando sinergias positivas”.

 

Víboras ha resaltado también el hecho de que Andalucía, con 91 centros de investigación y 1.638 investigadores agroalimentarios, es actualmente la comunidad autónoma con mayor potencial en este campo. Ha explicado a los asistentes que entre estos organismos se encuentran 18 centros del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía que reúnen a 358 investigadores y técnicos. Además de estos efectivos, también contribuyen a esta relevancia andaluza las universidades, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y otros centros públicos y privados, empresas biotecnológicas e incluso plataformas mixtas como la Corporación Tecnológica de Andalucía –promovida por la Junta de Andalucía y con capital privado.

 

Oportunidades de futuro

 

Junto a la consejera andaluza ha participado también en la inauguración del seminario, entre otras personalidades, el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, que ha liderado una reforma de la Política Agrícola Común (PAC) en la que, según las palabras de Víboras, “la innovación es uno de los aspectos que debemos agradecer” pero que “no beneficia a regiones como la nuestra”, donde se desarrolla “una agricultura activa y diversa”.

 

En referencia al futuro, la consejera ha hablado de un tiempo en que se abre “un abanico de oportunidades para impulsar la innovación en el sector agroalimentario”. “Andalucía tiene mucho que ofrecer” en este ámbito y en el del desarrollo rural y “debe jugar un papel relevante en este nuevo período”. Sobre la posición de la Junta, Víboras ha recalcado que apoyará “aquellos avances que nos conduzcan hacia una economía más próspera y sostenible que genere valor añadido y empleo en nuestra tierra”.

 

Reunión patronato Fundación Agrópolis

 

La consejera ha asistido también a la reunión de patronos de la Fundación Agrópolis, en la que ha aprovechado la presencia del comisario europeo de Agricultura para pedirle que traslade al próximo colegio de comisarios la “necesidad de seguir impulsando a nivel europeo medidas de apoyo al olivar”, a través de instrumentos como el Plan de Acción del Sector del Aceite de Oliva de la Unión Europea, ya que este respaldo europeo es “fundamental para consolidar el liderazgo que tenemos a nivel mundial”.

 

Este Plan, anunciado por el mandatario de la UE en 2012, estaba dirigido no sólo a superar las dificultades coyunturales del sector, sino a mejorarlo estructuralmente con vistas al futuro. Para ello, incluía una serie de medidas, algunas de las cuales, ha explicado Víboras, “no se han llegado a aplicar en el resto de países europeos, como es el caso de la implantación de aceiteras rellenables”.

 

Por ello, ha recalcado la necesidad de que este cultivo siga contando con ese respaldo de la UE, “necesario para los países europeos que producimos aceite de oliva”. En el caso de España se trata además de un cultivo estratégico para Andalucía y de gran presencia en Córdoba, segunda productora de aceite de oliva de España.

 

Asimismo, la representante del Gobierno andaluz ha subrayado que el futuro de la agricultura y el sector alimentario en general pasa por la calidad y sostenibilidad económica, social y ambiental y para lograrlo es imprescindible seguir invirtiendo en I+D+i, por lo que el Gobierno andaluz “seguirá trabajando para impulsar una agricultura activa, moderna y competitiva”.

 

Fuente: Junta de Andalucía