Facebooktwittermail

 

La Junta ha concedido desde 2007 ayudas por valor de más de 232 millones de euros para técnicas más respetuosas con el medio ambiente

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha informado en el Parlamento sobre el apoyo del Gobierno regional al sector de la producción ecológica, que cuenta con “un peso creciente en nuestra estructura productiva”. “Andalucía se ha consolidado como potencia de primer orden en la producción y transformación de alimentos con certificación ecológica”, ha manifestado la consejera, que ha matizado que “aún existe gran margen para que empresas y explotaciones mejoren en poder de negociación y en valor adquisitivo”.

 

Víboras ha hecho hincapié en que ahora “llega el momento de renovar nuestro compromiso con el sector, apostando férreamente por la consolidación de la senda iniciada” a través del III Plan Andaluz de la Agricultura Ecológica que se pondrá en marcha en 2014. Los profesionales del sector ecológico andaluz “seguirán contando con el apoyo decidido y sin reservas del Gobierno de Andalucía”, ha afirmado.

 

La consejera ha defendido que las ayudas gestionadas por el Gobierno andaluz para potenciar la producción ecológica del territorio han contribuido al “contundente avance” que ha experimentado el sector desde 2007, aunque “aún queda mucho por hacer”. Entre los retos de futuro del sector, Víboras ha destacando la tasa de industrialización, que actualmente se encuentra en el 10%.

 

Respaldo público

Desde la puesta en marcha del II Plan Andaluz de la Agricultura Ecológica hace siete años, la Administración andaluza ha invertido en este sector más de 232 millones de euros en ayudas para respaldar actuaciones dirigidas a apoyar las producciones ecológicas y la manipulación y transformación de los productos; al desarrollo del consumo interno de estos alimentos; a la formación, investigación y transferencia de tecnología, y a la difusión y planificación estratégica sectorial y territorial.

 

En cuanto a los resultados obtenidos por este plan andaluz y el destino del respaldo económico público, Elena Víboras ha explicado que, en estos años, 23.365 agricultores y ganaderos se han beneficiado de subvenciones por un valor total de 122 millones de euros para mejorar el medio ambiente y el entorno rural, al tiempo que se desarrolla la producción ecológica; se ha asesorado al sector y se ha apoyado a las 39 entidades reconocidas que prestan también este servicio (1,7 millones de euros para su implantación y el desarrollo de sus actividades) y se han aprobado ayudas por valor de 2,7 millones para mejorar la gestión de los residuos de la molturación de la aceituna.

 

La consejera ha resaltado también el apoyo a la transformación y comercialización de productos agrícolas ecológicos a través de subvenciones por más de 11 millones de euros para 96 operadores industriales, que han ampliado y orientado su oferta a las tendencias del mercado para ganar competitividad.

 

Por otro lado, el respaldo de la Junta al desarrollo del consumo interno se ha materializado principalmente en el programa ‘Alimentos ecológicos para el consumo social en Andalucía’, iniciado en 2005 con el fin de promover la presencia de productos frescos ecológicos en guarderías, centros docentes y hospitalarios.

 

Además, durante estos años también se ha impulsado la difusión de la producción ecológica a través de la participación en ferias del sector como Biofach o la organización de las Jornadas BioCórdoba, sin olvidar la concesión de ayudas por más de un millón de euros para, entre otros fines, crear puntos de venta y apoyar los canales cortos de comercialización.

 

La consejera se ha referido también durante su intervención a la creación de diversos grupos de trabajo de investigación y desarrollo, destacando el proyecto ‘Transforma de producción ecológica’ que se desarrolla en colaboración con el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa). Esta iniciativa comprende acciones de experimentación, formación, divulgación, transferencia tecnológica y asesoramiento.

 

Por último, Víboras ha recordado la puesta en marcha de la Estrategia para la Difusión de la Producción Ecológica de Andalucía (Edipe), en cuyo desarrollo han participado las entidades reconocidas para el asesoramiento (entidades Rase), los Grupos de Desarrollo Rural, las organizaciones agrarias, la federación de cooperativas agrarias, Ecovalia, diputaciones, ayuntamientos y la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, entre otros entes.

 

Evolución del sector

Víboras ha resaltado la actividad transformadora como el ámbito en que “se evidencia especialmente el salto experimentado” por el sector. Al respecto, la consejera ha explicado que, en los últimos seis años, “el número de actividades industriales se ha incrementado en un 195%” hasta alcanzar un total de 1.250 (28% del total de España). Destacan como los principales subsectores el envasado y manipulado de hortalizas, las almazaras y la fabricación de conservas vegetales y zumos.

 

En referencia a los agricultores, ganaderos y transformadores ecológicos andaluces, la consejera ha afirmado que las cifras que hoy ofrece Andalucía son el resultado “del esfuerzo de sus protagonistas, que muestran una disposición permanente hacia la innovación desde el mayor compromiso con el medio ambiente”, contando para ello con el impulso del Gobierno a través del II Plan Andaluz de Agricultura Ecológica.

 

Desde 2007, la extensión dedicada a producción ecológica en Andalucía ha experimentado un incremento del 63%, convirtiendo actualmente a esta comunidad autónoma en el territorio con mayor extensión dedicada a este modelo de producción (cerca de 950.000 hectáreas, el 54% del total nacional). El cultivo con mayor presencia en este superficie es el olivar (54.800 hectáreas, un 30% más que en 2007), seguido de los cereales y los frutos secos. Asimismo, la región andaluza es líder también en número de operadores ecológicos al contar con un total de 10.180, el 30% de los que reúne el país y un 34% más que al inicio del período 2007-2013.

 

En cuanto a la ganadería, la región suma 3.636 explotaciones con más de 22.000 colmenas y un total de cerca de 500.000 cabezas, principalmente, de ganado ovino (335.000), vacuno (más de 95.000) y caprino (35.000). En los últimos años estas cabañas han experimentado un incremento del 93%, 80% y 70%, respectivamente.

 

Fuente: Junta de Andalucía