Facebooktwittermail

La consejera de Fomento y Vivienda anima al sector a “renunciar definitivamente a la nostalgia del boom del ladrillo”

 

 

La consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortés, ha defendido la rehabilitación de viviendas y las actuaciones para mejorar su eficiencia energética como motores para reactivar el sector de la construcción. Durante una conferencia en el ‘Fórum Europa. Tribuna Andalucía’, Cortés ha animado a dicho sector a “renunciar definitivamente a la nostalgia del boom del ladrillo y a avanzar hacia un nuevo modelo basado en la rehabilitación, la eficiencia energética y la regeneración urbana”.

 

Cortés, que ha sido presentada por Antonio Romero, presidente de Cepes-Andalucía, ha afirmado que su departamento tiene entre sus principales prioridades la recuperación del empleo en sector de la construcción. La consejera ha recordado que durante los años del “boom del ladrillo se crearon en Andalucía 1.200.000 puestos de trabajo, de los cuales 230.000 correspondían a la construcción”, pero que “a partir del pinchazo, se destruyeron 400.000, 215.000 de ellos” en este sector.

 

Cortés ha explicado que el boom no sólo dejó consecuencias “terribles” para el empleo, sino también para el “paisaje urbanístico”, al haber en Andalucía más de 700.000 viviendas vacías. “La depredación del territorio fue voraz. Entre 1987 y 2006, el incremento del tejido urbano se disparó un 52%. Nuestras ciudades se diseminaron, haciéndose más contaminantes, caras y difíciles de surtir de servicios”, ha explicado Cortés.

 

Un campo “inabarcable” para el empleo

A juicio de Cortés, el campo de oportunidades para el sector de la construcción “es inabarcable si miramos la realidad sin prejuicios”, ya que buena parte del parque residencial andaluz está compuesto por edificios con más de 30 años de antigüedad y cerca del 60% se levantó antes de la entrada en vigor en 1979 de la Norma Básica de Edificación, introductora de los primeros requerimientos energéticos. Al mismo tiempo, el porcentaje de la rehabilitación en Andalucía en relación con el total del sector de la construcción no llega al 30%, lejos del 41% de la media europea.

 

Ante este panorama, ha dicho, “carece del menor sentido priorizar la construcción para compraventa y cobra todo el sentido defender la rehabilitación, la eficiencia energética y el alquiler”, que en Andalucía, con un 16%, no alcanza la mitad que en Europa. Cortés ha recordado que con ello se mitigará además la dependencia energética, cuya tasa en España está en un “insoportable” 77%, y Andalucía se acercará al cumplimiento de los objetivos de la estrategia 20-20-20 de la Comisión Europea, que fija como metas la reducción del 20% de la energía primaria, la producción del 20% de la energía final a partir de fuentes renovables y el 20% de aminoramiento de las emisiones de C02.

 

Cortés ha recordado que la rehabilitación consume cinco veces menos recursos que la construcción de nueva planta y genera, con la misma inversión, tres veces más empleo. “Estamos obligados a dar respuesta a los trabajadores sin trabajo del sector de la construcción. Sólo entre 2010 y 2012 más de 10.000 se formaron en rehabilitación y eficiencia energética en ciclos formativos en Andalucía. A ellos y a tantos otros no les podemos seguir ofreciendo sólo formación. Les tenemos que dar empleo. Por eso propugnamos este cambio de modelo”, ha señalado Cortés.

 

La consejera ha detallado que en 2013 la inversión en rehabilitación en Andalucía movilizada por la Consejería será de 80,8 millones de euros, de los cuales 55,6 son inversión pública y el resto privada asociada a los distintos programas de la Junta. Ello supone la actuación en 10.352 viviendas, y la creación de 7.501 empleos. A ello se suma un 11,2% de incremento en 2014 de la partida presupuestaria para programas de vivienda y rehabilitación.

 

80.000 viviendas del parque público

Cortés también ha destacado que el parque público de viviendas de Andalucía, que con más de 80.000 inmuebles es el mayor de Europa, constituye “una formidable oportunidad para la rehabilitación, la eficiencia energética y el empleo”. La consejera ha señalado que Fomento y Vivienda ha pasado de dos millones en conservación del parque público en 2012 a ocho en 2013 y a diez en 2014, lo que supone quintuplicar la inversión en este campo. También ha avanzado que la Consejería está realizando una primera caracterización de 45.000 viviendas del parque público para comprobar su calificación energética, si son eficientes, su estado de conservación y accesibilidad. “Con casi 30.000 ya evaluadas salta a la vista que queda un inmenso trabajo por hacer”, ha señalado.

 

A partir de ese estudio la Consejería desarrollará un proyecto piloto de intervención en eficiencia energética en las ocho provincias dotado con 3,7 millones. Con posterioridad elaborará un plan de inversión plurianual para paliar los déficits detectados, empleando tanto fondos de la Consejería como los fondos europeos. “El cambio de modelo económico hacia un esquema social, económica y ecológicamente equilibrado reclama una especial atención en el diseño del nuevo marco de fondos comunitarios”, ha subrayado Cortés, que ha señalado que el futuro Plan de Vivienda y Rehabilitación, en fase de aportaciones, prevé desarrollar ampliamente la rehabilitación y la eficiencia energética.

 

Mayor inversión en I+D+i

La consejera ha señalado que este cambio de modelo “no sólo combate el desempleo y abre puertas a la pequeña y mediana empresa, sino que también aborda la solución a medio y largo plazo del problema de la pobreza energética, que afecta nada menos que a entre un 10% un 20% de la población andaluza”. Cortés ha añadido que, “en coherencia con este impulso al cambio de modelo en la construcción”, la Consejería ha incrementado un 40% la inversión en I+D+i (de ocho millones a 12) para financiar proyectos de las universidades andaluzas ligadas a sus áreas competenciales, destacadamente las relacionadas con la vivienda.

 

Fuente: Junta de Andalucía