Facebooktwittermail

 

Concluye con éxito en Córdoba la cuarta reunión anual de la Red INNOVAGRO, organizada por el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3

 

El desarrollo del sector agroalimentario exige el diseño de una estrategia mundial de colaboración científica que consiga transitar de la transferencia al intercambio activo de conocimientos y, lo más importante, sea capaz de atender las demandas de los agricultores y la industria y desarrollar procesos de intercambio activo de conocimientos entre los diferentes actores que integran los sistemas de innovación agroalimentarios. Ese reto ha dirigido las sesiones de la cuarta edición del Seminario Innovagro, organizado por la Red INNOVAGRO y el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3 y celebrado durante los dos últimos días en Córdoba, España.

Más de 200 expertos, técnicos y gestores relacionados con la innovación y la agroalimentación procedentes de 8 países latinoamericanos y europeos han coincidido en subrayar esa necesidad como el gran reto de la agroalimentación mundial y en enfatizar la importancia estratégica de la innovación.

En este sentido, el encuentro celebrado en la sede del Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3 en la Universidad de Córdoba ha dado nuevos pasos en el afianzamiento de las relaciones Europa-América Latina. La presencia del comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, y del director general del Instituto Interamericano para la Cooperación en Agricultura, Víctor Villalobos, ha puesto sobre la mesa la necesidad de seguir estrechando esos lazos de cooperación. Esta colaboración se concreta en iniciativas como la Red INOVAGRO y las convocatorias específicas para colaborar con los principales actores del sistema de innovación agroalimentario (centros de investigación y equipos científicos, universidades, fundaciones, ONGs, empresas, etc.) de América Latina del programa Horizonte 2020 de la UE. Expertos de uno y otro lado del Atlántico han analizado temas de interés común para abrir nuevas líneas de trabajo que 

contribuyan al desarrollo de un sector agroalimentario competitivo y sostenible.

Las 32 ponencias presentadas en Innovagro han ofrecido una imagen de los grandes problemas de la Agroalimentación a ambos lados del Atlántico pero sobre todo han servido para proponer soluciones innovadoras.

Los grandes desafíos globales (elevar la productividad y competitividad con el fin de contribuir al bienestar y reducir la pobreza, impulsar la seguridad alimentaria mundial, favorecer la mitigación y adaptación al cambio climático, mejorar las condiciones de acceso y uso del agua, la transferencia de conocimientos y de tecnologías para lograr la apropiación de las innovaciones) exigen profundizar en la colaboración y ampliarla a través de redes internacionales como INNOVAGRO que sirvan de puente entre América y Europa.

 

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas