Facebooktwittermail

El proyecto SouthMed CV, financiado por la UE en el marco del programa regional Med Cultura, ha puesto en marcha su primera convocatoria de propuestas, buscando aplicaciones para proyectos destinados a fortalecer el papel de la cultura, y para mejorar las capacidades de los operadores culturales en el sur Mediterráneo. Los países incluidos en la convocatoria son Argelia, Egipto, Jordania, Líbano, Marruecos, Palestina y Túnez.

La convocatoria va destinada, por una parte, a proyectos que contribuyan a fortalecer el papel de la cultura en el ámbito local, nacional y regional, en cooperación con otras partes interesadas en la esfera pública; y por otro, a proyectos que tengan como objetivo mejorar las capacidades institucionales y de gestión de los operadores culturales y las organizaciones artísticas, así como promover su papel en el espacio público a escala local, nacional y regional.

A ‘Medios de comunicación y cultura para el desarrollo en el sur del Mediterráneo’ se le ha asignado un presupuesto total de 17 millones de euros en un período de cuatro años, de los cuales nueve millones son para la concesión de subvenciones en forma de cofinanciación, y ocho millones para un mecanismo de desarrollo de capacidades en los medios de comunicación (MedMedia) y para un mecanismo de desarrollo de capacidades en la cultura (MedCulture). En concreto, el programa busca reforzar el papel de los medios y la cultura como vectores para la democratización y el desarrollo económico y social de las sociedades en el sur del Mediterráneo.

En el ámbito cultural, apoya actividades que fomenten la reforma de la política cultural y de refuerzo de la capacidad de los formuladores de políticas culturales, así como la promoción de la inversión y el desarrollo de las capacidades profesionales de los operadores culturales.

SouthMed CV tiene como objetivo acercar la cultura desde los márgenes hacia el centro de la esfera pública en el sur del Mediterráneo, y explorar así sus posibles conexiones con las estrategias de desarrollo económico, social y político.

Fuente: Delegación de la Junta de Andalucía en Bruselas