Facebooktwittermail

  

En estos años de profunda crisis económica, una de las principales prioridades de la sociedad, y especialmente de la Comisión Europea, de acuerdo a la Estrategia de Lisboa y dentro de la situación de crisis en la que se encuentran las economías globales, es impulsar el crecimiento y el empleo dentro de la UE. En este sentido, la Comisión Europea ha establecido un conjunto de medidas de ayuda a la creación, innovación y expansión de pequeñas y medianas empresas (PYMES), dirigidas a la mejora de la competitividad y de las formas de acceso a financiación para las iniciativas emprendedoras.

 

Desde hace ya mucho tiempo las incubadoras físicas proporcionan a los emprendedores una ayuda importante para crear sus nuevas actividades y empresas, en este sentido, podemos decir que, en este campo, las incubadoras físicas de empresas cada vez están jugando un papel más importante. Al mismo tiempo, las cosas y las necesidades están cambiando y las infraestructuras tradicionales proporcionadas por las incubadoras actuales no son suficientes para cubrir los nuevos y mucho más sofisticados servicios necesarios. Es por esto que las incubadoras se están especializando y están promoviendo la creación de redes de diferentes especialistas que hacen posible la co-creación para la prestación de servicios avanzados como base para el mantenimiento de su actividad continuada.

 

Está apareciendo un nuevo tipo de stakeholders, basado sobre el hecho de que es prácticamente imposible para las incubadoras proporcionar todos estos servicios por si solas. Los propietarios de las incubadoras que pueden ser entidades privadas (bancos, universidades, empresas, etc) o entidades públicas (Gobiernos, Cámaras de Comercio, Asociaciones Empresariales, etc), tutores/mentores, Emprendedores/start-ups que necesitan un espacio físico (a un precio permisible) y el apoyo profesional para desarrollar sus iniciativas empresariales, entidades financieras que proporcionan financiación a los promotores para construir las infraestructuras de las incubadoras de empresas físicas, empresas públicas o privadas que ofrecen diferentes tipos de financiación (préstamos, business angels, capital semilla, capital riesgo, subvenciones, etc.) a emprendedores para ayudarles a crear o consolidar sus compañías, empresas consultoras,, asesoramiento fiscal y financiero, empresas TIC, compañías de mantenimiento y seguridad, Agencias Gubernamentales, son algunos ejemplos del elevado número de diferente tipo de stakeholders que son necesarios y de la complejidad de sus relaciones.

 

Las futuras incubadoras son un buen ejemplo de un producto global concreto con dificultades específicas para su aplicación que pueden ser resueltas a través del enfoque de GloNet.

 

GloNet está relacionado con redes de colaboración, un nuevo concepto para resolver los problemas ligados con las nuevas formas para colaborar en condiciones difíciles y con los nuevos modelos empresariales relacionados con cloud computing y, en este sentido, debido a la importancia que este nuevo producto (Incubadoras futuras) tiene tanto para la Comisión Europea como para la sociedad en general, se ha considerado como posible escenario para la aplicación de GloNet la creación, gestión y mantenimiento de una Incubadora de empresas física, incluyendo el establecimiento de redes incubadoras de empresas.

 

Fuente: Skill Estrategia