Facebooktwittermail

José Antonio Griñán entrega en Sevilla los Premios de Andalucía de Agricultura y Pesca 2010

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha destacado en Sevilla el valor económico, medioambiental y social del sector agroalimentario andaluz y ha recordado que significa casi el 10% del PIB de la comunidad.

En la entrega de los Premios de Andalucía de Agricultura y Pesca 2010, Griñán ha subrayado que, desde la perspectiva económica, este sector “es el que más exporta, abre mercados y compite”. Junto a ello, “es capaz de ser un sumidero de CO2, conserva y mantiene el medio ambiente y desarrolla actividades ecológicas” y, bajo el punto de vista social, “mantiene la población en el territorio”.

“Ésta es una actividad verdadera”, ha subrayado el presidente de la Junta, que ha ensalzado el “esfuerzo, la innovación y la capacidad” con los que sus profesionales trabajan. En este sentido, José Antonio Griñán ha recordado que “un buen agricultor no pide subvenciones si lo que obtiene con su trabajo es compensado de manera justa”.

La reciente crisis que ha vivido este sector, provocada este año por la alerta sanitaria en Hamburgo (Alemania), ha servido para demostrar, según el presidente, “la pulcritud, la exigencia y el buen hacer de la agricultura almeriense y andaluza en general”.

“Sin su agricultura, sin su ganadería, sin su pesca, Andalucía no sería Andalucía, sería otra cosa”, ha dicho Griñán, que ha considerado “ejemplares” a los galardonados con los Premios de Andalucía de Agricultura y Pesca 2010, que reconocen el trabajo y el compromiso con Andalucía y con el patrimonio natural y cultural de empresas y personas destacadas en sectores como el agrícola, ganadero, pesquero e industrial de Andalucía.

Este año, han sido once los galardonados en las modalidades de Agricultura y de Pesca, en las categorías comunes de Calidad Certificada, Mejor Trabajo de Difusión y la Iniciativa de Mujeres y con dos menciones especiales que llevan el nombre de Miguel Manaute.

Los premiados son profesionales y empresas que desarrollan su actividad a lo largo de la cadena alimentaria, desde la producción hasta el consumo, la gastronomía, la promoción y la investigación, que tienen en común la capacidad innovadora, de investigación y su aportación a la sostenibilidad en la tierra y en el mar.

La Junta reconoce, con los galardones, su contribución a mantener la calidad de las producciones andaluzas así como a la conservación y mantenimiento del patrimonio genético de las razas ganaderas la comunidad, algo crucial que ayuda a difundir y a defender la excelencia de las empresas y los alimentos andaluces por todo el mundo.

En la modalidad de Agricultura, ha sido galardonada SAT Trops, sociedad dedicada a la producción, transformación y comercialización de frutas tropicales, por su diversificación Económica. Igualmente, ha sido premiada la empresa onubense Atlantic Blue, especializada en la comercialización del arándano en la provincia de Huelva, por su iniciativa innovadora, y la Asociación de Ganaderos Criadores de la Raza Ovina Lojeña del Poniente Granadino por su contribución a la sostenibilidad.

El Premio de Andalucía de Pesca ha recaído en la Organización de Piscicultura Marina de Andalucía, por su capacidad de diversificación económica; en Ángel León González, una de las figuras más destacadas de la cocina andaluza por su iniciativa innovadora, y en el doctor en Biologícas Ignacio Sobrino Yraola, centrado en el estudio y evaluación de los recursos pesqueros que se desarrollan en las aguas atlánticas de la plataforma africana CECAF y en el Golfo de Cádiz, por su contribución a la sostenibilidad.

En las categorías comunes a ambas modalidades, han sido premiados el empresario almeriense Rafael Úbeda Montoya en la categoría Calidad Certificada, el programa de la Cadena Ser ‘Surco y Marea’ por el Mejor Trabajo de Difusión, y Francisca García Ramírez, propietaria de un negocio de actividad ganadera, en la categoría de Iniciativa de Mujeres.

Además, ha habido dos menciones especiales, una a Juan Antonio Petit Moya, por su larga trayectoria en el sector hortofrutícola de Almería, y otra a Francisco Casero Rodríguez, por su compromiso con la actividad agraria en general y ecológica en particular.

Fuente: Junta de Andalucía