Facebooktwittermail

José Antonio Griñán presenta el Proyecto Alhambra para construir en Granada el primer centro nacional de producción de vacunas contra la gripe

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha apostado por el “compromiso” del sector público y del privado en materia de investigación sanitaria, una actividad que redunda en el “bienestar” de la ciudadanía y en la “creación de empleo y riqueza”.

En la firma del convenio que permitirá poner en marcha el Proyecto Alhambra para construir en Granada el primer centro nacional de producción de vacunas contra la gripe, Griñán ha considerado “un orgullo que Andalucía se asocie a avances en investigación” y ha apuntado que la comunidad tiene un “marco normativo pionero” y una “red para el conocimiento” propia.

“El sistema sanitario andaluz no se concibe hoy sin el fomento de la investigación desde el sector público y las sinergias con la universidad, la industria farmacéutica y las empresas del sector de la biomedicina”, ha dicho el presidente de la Junta, para quien “Andalucía se consolida en el mapa científico internacional como una biorregión con iniciativas de vanguardia en investigación sanitaria”.

José Antonio Griñán ha destacado el “importante esfuerzo inversor” que realiza Andalucía en materia de investigación, superior en dos puntos a la contribución andaluza al PIB nacional, la “importante red de infraestructuras de investigación destinadas a la generación de conocimiento en salud” y las “alianzas entre el sistema sanitario y las universidades para mejorar la calidad de la formación clínica-práctica”.

El presidente de la Junta ha presentado, junto a la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, el Proyecto Alhambra que permitirá construir en Granada la primera planta de producción de vacunas contra la gripe, que fabricará cada año 10 millones de vacunas contra la gripe estacional y 30 millones contra la pandémica.

El Proyecto Alhambra nace del acuerdo suscrito entre el Grupo Ferrer Internacional y Laboratorios Farmacéuticos Rovi, que constituirán la compañía Alentia Biotech para el desarrollo de la planta, cuya construcción requiere de una inversión de 92 millones de euros.

El convenio para poner en marcha esta fábrica surge a partir del protocolo suscrito por Rovi el 30 de junio de 2009 con las consejerías de Economía, Innovación y Ciencia y de Salud y el Ministerio de Sanidad y Política Social para la investigación de nuevas tecnologías y la producción de vacunas contra la gripe, que recogía la construcción de un centro nacional de producción de vacunas contra la gripe estacional y pandémica, con el fin de abastecer a toda la población española de vacunas contra la gripe.

Este protocolo recogía que el proyecto se desarrollaría con la colaboración de la Junta y del Gobierno central, a través de los ministerios de Sanidad, Política Social e Igualdad y de Ciencia e Innovación.

Fuente: Junta de Andalucía